Cómo poner la cuenta en un anillo de labio

Hay anillos del labio que utilizan cuentas que se mantienen en su lugar mediante tensión. Estos anillos se componen de una larga pieza circular de metal. El círculo se rompe para dar cabida a una cuenta, generalmente de metal o acrílico, que completa el círculo cuando se pone en su lugar. Dado que la cuenta se mantiene en su lugar por tensión, puede ser difícil para principiantes y expertos por igual poner una cuenta de vuelta en un anillo de labio después de removerlas o después de un deslizamiento accidental. La mayoría de las cuentas se fijan en su lugar con un poco de tiempo y finura.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Cuenta de anillo
  • Guantes de látex
  • Espejo
  • Pañuelos con solución salina
  • Alicates de punta curva

Instrucciones

  1. Lávate bien las manos con agua y jabón durante 15 a 20 segundos antes de tocar tu perforación. Debido a que el labio es propenso a la exposición a todo tipo de bacterias y microorganismos en virtud de su posición, lavarse las manos evita cualquier contaminación adicional, según lo observado por Elayne Angel en "The Body Piercing Bible" (La biblia de las perforaciones corporales).

  2. Ponte un par de guantes de goma, látex o nitrilo. No sólo te ayudará a prevenir la propagación de los microorganismos a esta delicada perforación, sino que también te ayudará a asir mejor la pequeña y resbaladiza cuenta.

  3. Coloca el anillo en el labio de tal manera que la apertura del círculo esté mirando hacia adelante. Párate frente a un espejo si necesitas ver lo que estás haciendo.

  4. Limpia la cuenta y la perforación con un pañuelo con solución salina. Permite que la cuenta se seque antes de intentar ponerla.

  5. Fija la cuenta en su lugar. La cuenta en sí debería tener dos muescas en los lados opuestos de la esfera. Las muescas indican el lugar donde la cuenta se alinea con el eje de la perforación. Alinea un extremo del anillo con una de las muescas. Sostén el anillo y la cuenta en su lugar con tu pulgar y dedo índice. Usando la tensión que creaste, desliza la cuenta de manera que la segunda muesca se fije en su lugar en el otro extremo del anillo.

  6. Aprieta el anillo si es necesario. La esfera debe ser capaz de moverse, pero poco. La esfera no debe estar floja, pero tampoco tan apretada que no se pueda mover en lo absoluto, lo cual es una señal de que hay mucha tensión en el anillo, lo que puede causar que se desprenda por su cuenta. Usa un par de alicates de punta curva para asegurar un ajuste y tensión adecuados.

Consejos y advertencias

  • Si te sientes incómodo volviendo a colocar la cuenta en tu anillo de labio o no puedes sostener bien la esfera, pide ayuda a tu perforador, quien te puede mostrar cómo colocar la cuenta adecuadamente y ofrecerte ideas sobre cómo cuidar de tu joyería en casa.
  • No jales, desgarres ni tires del anillo del labio. Esto puede causar daños a la perforación. Si sientes que te estás frustrando, camina unos cuantos pasos y toma unas cuantas respiraciones profundas y calmantes, e intenta de nuevo en unos minutos.

Más galerías de fotos



Escrito por elizabeth tumbarello | Traducido por gerardo núñez noriega