Pomada labial casera para labios agrietados

Hacer una pomada casera para labios agrietados requiere unos cuantos ingredientes. De acuerdo con "Natural Beauty Recipe Book", la pomada casera es una buena alternativa a las pomadas comerciales para aquellos que tienen piel sensible ya que no contiene químicos fuertes. Aunque esta pomada casera funciona para la mayoría, quizá quieras ver al doctor para que te recete una pomada, si tu labios están muy agrietados y tienen ranuras o sangre.

Beneficios

La pomada casera generalmente no contiene químicos hidratantes como la vaselina, que las pomadas comerciales tienen. Ya que la piel de tus labios tiende a ser sensible, especialmente cuando está agrietada, varias personas no pueden tolerar los químicos y preservantes fuertes en las pomadas labiales comercializadas. La pomada natural contiene solo ingredientes naturales y es más suave en tus labios y con el planeta.

Ingredientes

La pomada labial casera contiene varios ingredientes básicos. La miel es importante ya que de acuerdo a "Better Basics for the Home", es un humectante natural que extrae la humedad del aire para mantener tus labios regordetes e hidratados. La cera de abejas le da a la pomada estabilidad. El aceite mantiene la pomada untable y ofrece un grado extra de protección. Las opciones populares de aceite para la pomada para labios incluye el aceite de almendra, aceite de semilla de albaricoque y aceite de sésamo pero el aceite de semilla de uva u oliva son también buenas opciones neutrales.

Receta

Vierte 2 onzas de aceite y 1/4 de onza de cera de abeja en la olla superior de un baño de María. Calienta el baño de María a fuego medio hasta que la cera se derrita y se combine con el aceite. Retírala del fuego y pasa la mezcla a un tazón de vidrio. Agrega 1 cucharadita de miel y bate la pomada con una batidora eléctrica hasta que quede cremosa. Esta receta crea cerca de 1/4 de taza de pomada casera.

Almacenaje

La pomada casera se almacena mejor en grupos pequeños y en un lugar frío y seco. Compra frascos pequeños o latas con tapas que se ajusten firmemente que tengan capacidad para cerca de 2 cucharadas de pomada y divide la pomada entre los contenedores tan pronto tenga la consistencia deseada. Esta permanecerá algo suave. Aplícala con tus dedos.

Personalización

Puedes personalizar tu pomada casera al verter una a tres gotas de aceite esencial dentro de la mezcla justo antes de dividirla entre los contenedores. Las opciones populares son el aceite esencial de vainilla, limón y menta. Si tus labios están algo secos o quieres crear una pomada para proveer protección extra durante el invierno, abre una cápsula de vitamina E y exprímela dentro de la mezcla.

Más galerías de fotos



Escrito por katie leigh | Traducido por alejandra rojas