Polvo de lecitina versus gránulos de lecitina

La lecitina, un producto usado en la cocción comercial y vendido como suplemento natural, suele ser agregada a malteadas y batidos de frutas para mejorar la salud y evitar enfermedades. Puede usarse en forma de polvo y de gránulos. Sin importar cuál de los dos elijas, consulta siempre a un médico antes de agregar este suplemento a tu plan alimenticio.

Sobre la lecitina

La lecitina, una sustancia que se asemeja a la grasa, reside en las células de todos los organismos vivos. Los productores de alimentos comerciales aíslan la lecitina de las yemas de huevo y de la soja para usarla como agente emulsionante, es decir, como compuesto que ayuda a mezclar dos sustancias entre sí, como, por ejemplo, el aceite y el vinagre que no se combinan fácilmente. Algunas personas la usan como tratamiento natural para ayudar a evitar el Mal de Alzheimer, mejorar la memoria o tratar la aterosclerosis, que es una condición que genera el endurecimiento de las arterias. No existe evidencia clínica que confirme una relación entre el uso de la lecitina y este tipo de problemas médicos.

Polvo versus gránulos

Puedes comprar lecitina para tomarla como suplemento para la salud en forma de píldoras, de gránulos o en polvo. Mucha gente usa el polvo o los gránulos que están disponibles comercialmente y que derivan de la soja para agregarlos a malteadas o batidos de frutas. La lecitina de soja en polvo es procesada para evitar la parte de esta semilla que puede tener efectos similares al estrógeno. Esto la hace una buena opción para las personas a quienes se les ha aconsejado evitar la soja por sus efectos sobre las hormonas, por ejemplo, si tienes cáncer de pecho o corres riesgo de contraer tal enfermedad. Los gránulos de lecitina están hechos de polvo de soja mezclado con aceite de soja, por lo que contienen estos compuestos similares al estrógeno. Si no puedes consumir soja, busca polvo o gránulos de lecitina que provengan de yema de huevo.

Nutrición

La lecitina en polvo y los gránulos de lecitina son relativamente bajos en calorías. Una porción de una cucharada de lecitina en polvo contiene 50 calorías, mientras que una cucharada de gránulos tiene 80 calorías. Los gránulos tienen un poco más de grasa, 8 gramos por porción, que el polvo, que tiene 2,5 gramos por porción. Ni los gránulos ni el polvo son una fuente importante de vitaminas o minerales.

Consideraciones

Ya sea que consumas lecitina en polvo o en gránulos, hazlo siempre siguiendo las indicaciones. Aunque consumir entre 10 y 30 gramos de lecitina por día no debería producir efectos secundarios, dosis más altas pueden causar diarrea, sarpullidos, náuseas, vómitos, ganancia de peso, mareos y olor corporal anormal.

Más galerías de fotos



Escrito por nicki wolf | Traducido por mariana palma