Políticas pra el entrenamiento de esfínteres en el cuidado infantil

Parte de la responsabilidad de un proveedor de cuidado infantil es entrenar el control de esfínteres cuando es el momento adecuado y de acuerdo a los deseos de los padres. Las guarderías tienen políticas para hacer que esta tarea sea más segura, eficiente y agradable para todos los involucrados. Las políticas de atención diurna reflejan una combinación de regulaciones estatales de licencias, consideraciones de seguridad y preferencias de las instalaciones individuales, las cuales varían ligeramente de un lugar a otro.

Disposición para el desarrollo

Cuando un niño pasa del aula de salón de clases 2 a 3 años, los proveedores lo evaluará para determinar si está listo a entrenarse para ir al baño. Un niño puede estar listo cuando puede poner las cosas donde deben estar, seguir instrucciones sencillas, imitar a los padres, mostrar interés por el inodoro y tirar de sus pantalones hacia arriba y abajo.

Pantalones de entrenamiento desechables

Los centros de cuidado infantil pueden tener políticas que requieren que los niños pequeños usen pantalones de entrenamiento desechables para el entrenamiento de control de esfínteres. La Academia Estadounidense de Pediatría señala que los pantalones de entrenamiento no desechables representan un riesgo para enfermedades infecciosas en un centro de cuidado infantil. Cuando los proveedores quitan la ropa interior sucia de un niño, el contenido puede ensuciar a todo el niño, al proveedor y a las alfombras. Una vez que tu niño demuestre la capacidad de controlar la vejiga y los intestinos, el proveedor le permitirá usar ropa interior de tela en el aula.

Ropa

Los maestros por lo general solicitan que los padres vistan a sus niños con ropa que puedan tirar fácilmente hacia arriba y hacia abajo por sí mismos. Algunos ejemplos son los pantalones con bandas elásticas o velcro en la cintura. La ropa con tirantes, cinturones, juegos de una pieza y camisas que encajan a presión en la entrepierna no se recomiendan ya que son demasiado difíciles para que los niños se las quiten.

Cronograma

Con el número de niños pequeños bajo la responsabilidad de los proveedores del cuidado infantil, no es realista que puedan llevar a los niños al baño cada hora. En cambio, los proveedores pueden optar por llevar a los niños al baño en un horario establecido, como en los cambios de pañal y antes y después de las comidas y las siestas. Los proveedores también llevarán los niños al baño cuando muestren comportamientos que indiquen que tienen que ir.

Equipo

Las bacinillas deben vaciarse y desinfectarse después de cada uso. En un ambiente de grupo, esta es una tarea que consume tiempo y que plantea un riesgo para la salud de los demás. Por estas razones, la mayoría de las guarderías entrenan a los niños en el inodoro usando adaptadores de asiento. Los baños en las aulas de niños pequeños son más pequeños que los tradicionales, por lo que los niños pueden subir y bajar de ellos con facilidad.

Más galerías de fotos



Escrito por charlina stewart | Traducido por mary gomez