¿Hacer pliés de ballet me ayuda a perder grasa de mis muslos?

Si deseas perder grasa en los muslos o en cualquier otra área de tu cuerpo, necesitas comer una dieta saludable baja en grasas e incorporar la actividad aeróbica en tu plan de pérdida de peso. El entrenamiento focalizado no funciona; sin embargo, la realización de pliés en ballet puede ayudar a reforzar y tonificar los músculos de los muslos. El plié en el ballet es similar a una posición en cuclillas con las piernas abiertas. Requiere fuerza en las piernas, la espalda baja y abdomen, así como flexibilidad de la cadera. Hay dos tipos de pliés: el demi-plié y el plié más profundo, y con las piernas separadas a una mayor anchura. Ambas versiones esculpen los glúteos y los muslos para crear un perfil delgado y musculoso. Puedes realizar pliés independientes o aferrarte a una silla o pared si tienes problemas con el equilibrio. Consulta a tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Nivel de dificultad:
Fácil

Necesitarás

  • Silla de respaldo recto, opcional

Instrucciones

    Demi-plié

  1. Hay que pararse en primera posición con los talones juntos y los pies hacia el exterior en la medida de lo posible. Asegúrate de que tus piernas estén volteadas hacia la cadera de manera que la parte superior del muslo quede hacia afuera.

  2. Jala de tu ombligo hacia adentro para inclinar la pelvis, levanta el pecho y endereza tus hombros hacia atrás. Trae tus manos juntas a nivel de la pelvis con la parte posterior de tus dedos tocándose.

  3. Levanta tus manos al nivel del pecho con los dedos tocándose y tus brazos ligeramente doblados. Mantén la columna estable y baja en la medida de lo posible hacia una posición en cuclillas con los talones plantados. Apoya una mano en el respaldo de una silla para mantener el equilibrio, si es necesario.

  4. Abre tus brazos hacia fuera en una "T". Levántate de nuevo hasta la posición de inicio y coloca tus manos juntas a nivel de la pelvis. Repite 10 veces.

    Grande plié

  1. Párate en primera posición con los talones juntos y los pies volteando hacia el exterior en la medida de lo posible. Desliza el pie izquierdo aproximadamente a uno o dos pies en una postura amplia, conocida como la segunda posición. Mantén tus piernas volteadas hacia la cadera de manera que la parte superior de los muslos quede hacia afuera.

  2. Jala tu ombligo hacia adentro para inclinar la pelvis, levanta el pecho y endereza los hombros hacia atrás. Trae tus manos juntas a nivel de la pelvis con la parte posterior de tus dedos tocándose.

  3. Levanta tus manos al nivel del pecho con los dedos tocándose y los brazos ligeramente doblados. Mantén la columna estable e inferior en una posición en cuclillas hasta que tus muslos estén paralelos al piso. Apoya una mano en el respaldo de una silla para mantener el equilibrio, si es necesario.

  4. Abre tus brazos hacia fuera en una "T". Levántate de nuevo hasta la posición de inicio y pon tus manos juntas a nivel de la pelvis. Repite 10 veces.

Consejos y advertencias

  • Para mayor intensidad, cambia entre el demi-plié y el grande plié, y levanta tus talones en la parte inferior de cada plié.

Más galerías de fotos



Escrito por max whitmore | Traducido por ariadna delgado