Playas en Maine para encontrar vidrio de mar

La costa de Maine, una cinta de arena blanca que se estira a lo largo de sus 5.500 millas (8.850 km), alberga una larga lista de actividades: surf, paseos, solariums y construcción de castillos de arena entre ellos. Si tu idea de una tarde activa en la playa incluye un paseo litoral largo, considera motivar tus exploraciones con una búsqueda del tesoro: en concreto, por coloridas piezas, suavemente radiantes, de vidrio del mar. Las playas de Maine son un gran lugar para buscar.

No más basura


Todas las piezas de vidrio del mar, no importa qué tan común o raras y valiosas, tienen una cosa en común: técnicamente son basura.

Todas las piezas de vidrio del mar, no importa qué tan común o raras y valiosas, tienen una cosa en común: técnicamente son basura. Si bien los coleccionistas serios están más interesados ​​en la preciosa detritus de carga perdida en naufragios de hace mucho tiempo, la mayor parte del vidrio del mar en las costas de Maine tiene su origen en la basura normal y simple. Lavada de los vertederos costeros, desechadas por un largo lanzamiento desde tierra o sean objeto de desperdicio de los barcos en el mar abierto, mucho vidrio basura termina en la orilla en forma quebrada y muy gastada que hemos llegado a identificar como "vidrio de mar". A partir de ahí, los coleccionistas lo juntan para su exhibición o para uso en la joyería y otras obras de arte.

Más difícil encontrar


Antes de la llegada del plástico, la mayoría de los productos para el hogar eran envasados ​​en vidrio.

Antes de la llegada del plástico, la mayoría de los productos para el hogar eran envasados ​​en vidrio. El vidrio del mar es especialmente frecuente en la costa este, donde los seres humanos que consumen vidrio han vivido desde la época de los primeros asentamientos europeos, por lo que los aficionados prefieren ir a las costas como Maine para su búsqueda (a diferencia de la costa americana occidental, donde el material es mucho más raro). Los expertos en el arte encontrar cristales de mar sostienen que, si bien el vidrio se está volviendo más difícil de encontrar, sigue habiendo mucho si sabes dónde buscar, cuándo mirar, y lo que estás buscando. Los excursionistas experimentados tienen una ventaja especial, ya que el mejor vidrio tiende a estar mucho más lejos a lo largo de la playa de lo que una vez estuvo.

Lugares de concentración de cristal del mar del estado de Maine


Los colectores de vidrio de mar de Maine entendidos van a Bailey Island, cerca del puerto pesquero.

Los colectores de vidrio de mar de Maine entendidos van a Bailey Island, cerca del puerto pesquero. Otros puntos de recogida que se mencionan como productivos son Lubec, Eastport, Beals Island, Jonesport Beach, Peaks Island y Treasure Beach. Bar Island, una isla de marea en la ciudad de Bar Harbor, es un istmo arenoso y húmedo que une el Parque Nacional Acadia en Bar Island. El vidrio se acumula en la línea de la marea alta en la isla. Para las mejores cosechas, camina a través del istmo durante la marea baja. Dondequiera que vayas, los expertos sugieren vencer la multitud al llegar a la caza en la temporada muy temprano, de preferencia, justo después del deshielo, y justo después del punto más bajo de la marea.

Una búsqueda activa


Las playas del parque nacional de Acadia son ricos en vidrio, aunque complicado, para ir de excursión.

Aunque la recogida de vidrio de mar no implica un serio ejercicio cardiovascular, algunas de las mejores playas de Maine para la búsqueda significan un largo paseo desde el estacionamiento. Usa zapatos resistentes para proteger tus tobillos, especialmente en la siempre resbaladiza costa rocosa de Maine. No te olvides de llevar agua y bocadillos saludables, porque tus andanzas mirando hacia abajo pueden llevarte inconvenientemente lejos de las tiendas de barrio local.

Más galerías de fotos



Escrito por annette lyn o'neil | Traducido por guido grimann