Planificación de presupuesto para niños

A pesar de que nunca es demasiado pronto para enseñarles a tus hijos acerca del dinero, Northern Illinois University recomienda esperar hasta que tus hijos estén en torno a los 12 años de edad antes de introducir el concepto de presupuesto. Los niños podrán cometer errores con su primer par de presupuestos, que es por qué es tan importante para ellos adquirir la experiencia, mientras que son jóvenes y aún viven en la seguridad del hogar de sus padres. Luego, cuando tus hijos tienen la edad suficiente para dejar el nido, serán capaces de vivir dentro de sus posibilidades y planificar con éxito su futuro.

Comprensión del ingreso

Antes de que tu niño puede crear un presupuesto, debe comprender la ganancia. La mayoría recibe una asignación semanal, que es su única fuente de ingresos. Los niños mayores tienen más oportunidades de ganancia. Pueden cuidar, pasear a los perros del vecindario, barrer hojas, levantar nieve y cortar el césped. Incluso podrías tener algunos trabajos alrededor de la casa que se pueda asignar a tu hijo para darle un poco de ingresos adicionales. También puedes enseñarle cómo crear y administrar una pequeña empresa para tener ingresos. Puede hornear galletas y venderlas a los niños en su autobús, hacer pulseras de amigos y venderlas en una feria de artesanía local o incluso iniciar su propio negocio de cuidado de mascotas.

Comprensión de metas de corto y largo plazo

Una vez que los niños comprendan los ingresos, pueden pasar a los gastos. Divide los gastos en objetivos a corto plazo y a largo plazo, ya que los niños no tienen gastos fijos todavía. Pregunta a tus hijos en qué gastarían el dinero en caso de que fuera posible. Los artículos como el helado y los boletos cine entran en la categoría de corto plazo, pero los gastos como un robot portátil o mecánicos se consideran objetivos a largo plazo. Sigue trabajando con tus hijos hasta que entiendan la diferencia.

Crear un presupuesto

Crea una hoja de cálculo de presupuesto para tu hijo o imprimir una. Comienza haciendo que tus niños escriban sus ingresos mensuales en la parte superior del presupuesto. Luego, lista los objetivos a corto plazo y a largo plazo y asigna una cantidad de dinero que deba deducirse para cada uno. Si hay algún dinero sobrante, tal vez puedas llevar a tu hijo a abrir una cuenta de ahorros. Este dinero puede ser designado como intocable hasta que el niño llegue a cierta edad. El dinero extra colocado en la cuenta de ahorros puede ser recibido a la edad de 17 años para la compra de un coche o de 18 años para ayudar a pagar la universidad.

Actividades interactivas

Los padres pueden aprovechar los recursos en línea que enseñan a los niños sobre el presupuesto. Estas actividades interactivas que captan la atención del niño y crean lecciones sobre finanzas parece emocionante. TheMint.org tiene una sección llamada "Living on a Budget" en su sección de niños. Ellos seleccionan un salario inicial, observan la cantidad de dinero destinada a los impuestos y tienen la oportunidad de construir su propio presupuesto. Handsonbanking.org también tiene una sección sobre el presupuesto. Esta página web utiliza un extraterrestre con el nombre de Zing para llevar a los niños a través del proceso de presupuestación. Los niños podrán ver cuáles son las necesidades de Zing (gasolina para su nave espacial) versos sus deseos (dinero para comprar un boleto para el cine).

Más galerías de fotos



Escrito por alicia bodine | Traducido por juan manuel rodriguez