Planes personalizados gratuitos para la pérdida de peso

Tener éxito cuando tratas de perder peso requiere que hagas cambios permanentes tanto en tu actividad física como en tu dieta, de acuerdo con la Mayo Clinic. Estarás más cerca de lograr estos cambios si adoptas un plan personalizado para perder peso que tome en cuenta tu salud, condición física, edad, estilo de vida, preferencias en los alimentos y necesidades específicas. Lo mejor de todo es que no tiene ningún costo.

Empezando

Consulta a tu médico antes de empezar cualquier programa para perder peso, en especial si padeces sobrepeso o nunca antes has hecho ejercicio. De acuerdo con la Mayo Clinic, tu médico podrá evaluar cualquier padecimiento que puedas tener y los medicamentos que estés tomando, e identificar qué es lo que puede estar contribuyendo a que subas de peso para ayudarte a establecer tus metas para bajar de peso y cómo alcanzar éstas metas de manera segura.

Calorías

La cantidad de calorías que debes consumir diariamente depende de tu edad, actividad física y si estás tratando de ganar, mantener o perder peso. Los Dietary Guidelines for Americans recomiendan que para perder peso debes reducir tu ingesta de calorías e incrementar tus niveles de actividad física o ejercicio. Si consumes diariamente 100 calorías más de las que quemas, estarás aumentando cerca de una libra al mes, equivalente a 10 libras al año. Para perder peso tienes que quemar más calorías de las que consumes, pero comer menos calorías de las que necesitas para que tu cuerpo funcione hará a tu metabolismo más lento y hará que subas de peso, ya que tu cuerpo buscará conservar su energía.

Nutrición

Las dietas de moda que te prometen entrar en una talla pequeña tal vez te ayuden a perder peso a corto plazo, pero tales dietas son difíciles de mantener. Trata de reducir tu consumo de dulces, frituras, pasteles, comidas rápidas, refrescos y alcohol. Lee la información nutricional en los empaques de comida y evita los alimentos con altos contenidos de grasa o con azúcares añadidos. Come sanamente con alimentos nutritivos que te gusten y disfrutes. De acuerdo a los Centers for Disease Control and Prevention, consumir carbohidratos de grano entero, cortes de carne bajos en grasa, nueces, legumbres, frutas y vegetales es una forma segura y sana de perder peso. Modifica tus comidas favoritas incluyendo más vegetales y agregando grasas omega-3 como el aceite de cáñamo o de lino, que ayudan a metabolizar la grasa. Prueba alimentos saludables que te resulten novedosos como la quinoa o frutas exóticas como el mango o la papaya.

Ejercicio

El ejercicio o la actividad física regular quemará más calorías y elevará tu metabolismo de manera que tu cuerpo quemará grasa más eficientemente. "The Harvard Health Letter" que publica la Harvard Medical School, sugiere una serie de formas en las que te puedes ejercitar sin ir al gimnasio. Por ejemplo, estaciona tu automóvil en la esquina más alejada o en el último piso del estacionamiento. Caminar una mayor distancia hará que quemes más calorías. Usa las escaleras en lugar del elevador para ejercitar tu corazón y tus pulmones, así como fortalecer tus piernas. Encuentra un amigo con el que puedas ir a trotar, andar en bicicleta o caminar; el elemento social te ayudará a que te sea más fácil apegarte a las actividades.

Consejos

Escoge una actividad física que sea apropiada para tu edad y nivel de condición física. Si tienes 40 años o más, no te has ejercitado por varios años y padeces de un sobrepeso grave, trotar o correr quizá no sea la mejor actividad para ti. Salir a caminar con un amigo o llevar a pasear a tu perro puede ser más adecuado. Esto pondrá menos presión sobre tus articulaciones y corazón.

Más galerías de fotos



Escrito por ollie odebunmi | Traducido por laura moreno