Planes para perder peso para niños de 13 años

La pérdida de peso puede ser un tema delicado cuando se trata de tu hijo. Enseñar a tu hijo acerca de la alimentación saludable y fomentar la actividad física puede ser un largo camino para ayudar a tu hijo de 13 años de edad a deshacerse del exceso de peso. Recuerda que los hábitos desarrollados durante la infancia suelen continuar hasta la edad adulta.

Cuándo perder peso

Los adolescentes pasan por períodos de crecimiento en diferentes momentos y etapas de desarrollo. Es importante determinar si tu hijo está comiendo de más y aumentando de peso debido a prácticas insalubres o porque él o ella está teniendo un crecimiento acelerado. Siempre es bueno fomentar una dieta saludable y actividad física, pero para determinar si tu hijo tiene que bajar de peso visita a tu médico de familia. Pídele al médico que determine el índice de masa corporal de tu hijo (BMI). Si su BMI cae en el rango de 18.5 a 24.9, tu hijo está en un peso saludable. Si está por encima de 24.9 por él o ella se clasifica como con sobrepeso. Tu médico te puede indicar algunos métodos para ayudar a tu hijo a reducir su BMI.

Dieta y nutrición

Es importante no poner a un adolescente de 13 años con sobrepeso en una dieta estricta. En su lugar, practica mejores hábitos nutricionales. Una dieta puede conducir a trastornos emocionales y de alimentación a largo plazo. Confundir a los 13 años de edad, con soluciones temporales alimenticias no va a ayudarlo a mantener el peso. Más allá de su edad, necesitas un plan de alimentación que incorpore cada uno de los grupos de alimentos. Las frutas, verduras y frutos secos hacen bocadillos saludables para que los adolescentes se sientan llenos y con energía durante todo el día. Limita la cantidad de comida chatarra que le das a tus hijos adolescentes. No podrás evitar todas las máquinas expendedoras, pero llena tu hogar con alternativas saludables para enseñarle acerca de las prácticas de alimentación saludables. Arma las comidas en porciones para mantener una dieta equilibrada. Las porciones usualmente constan de tres onzas de carne, una taza de fruta, verduras, o productos lácteos, y tres onzas de granos integrales. Las comidas en familia tienen una larga historia ayudando a los adolescentes a perder peso y a desarrollar un hábito de estilo de vida saludable.

Tiempo con la tecnología

La cantidad de tiempo que pasan delante de la televisión y la computadora es una de las razones por las cuales los adolescentes no hacen suficiente ejercicio. Establece un límite de tiempo para tu hijo cada noche. Si sólo puede pasar unas horas en la computadora y viendo la televisión, entonces se verá obligado a levantarse y a hacer algo más activo. Sugiere otras alternativas que promuevan la actividad. Algunas sugerencias para actividades alternativas incluyen caminar con amigos en vez de chatear o hablar por teléfono, participar en deportes al aire libre, ser voluntario con una organización local o cuidar niños de algunas familias del barrio. Cambiar por un estilo de vida activo y saludable ayudará a un adolescente de cualquier edad a perder peso.

Ejercicio

El ejercicio es crucial para la pérdida de peso de un niño de 13 años de edad. Tu hijo tiene que quemar más calorías de las que come para perder peso con éxito. Cada día, se recomiendan 60 minutos de actividad física para los niños y adolescentes. El ejercicio no tiene que hacerse de una sola vez, se puede completar en incrementos durante el día. Para lograr que tu hijo de 13 haga más ejercicio, trata de hacerlo más divertido. La participación en los deportes, paseos familiares o paseos en bicicleta, clases de baile e incluso juegos al aire libre son todas grandes maneras de conseguir que tu hijo sea más activo.

Más galerías de fotos



Escrito por lisa simonson | Traducido por maría florencia lavorato