Planes paso a paso para entrenar a tu hijo a ir al baño

A medida que tu hijo se acerca a la etapa de entrenamiento para ir al baño, puedes estarte preguntando cuándo deberías comenzar y cómo hacerlo. Si has esperado hasta el final de la era del pañal o temes el proceso de entrenamiento, puede ser hecho más sencillo. Evita el entrenamiento en un momento cuando tu hijo está pasando por otros importantes cambios, como el nacimiento de un hermano o un traslado a un nuevo hogar.

Asegurar que está listo

Según MayoClinic.com, hay signos para observar para asegurarte de que tu hijo está listo para comenzar el entrenamiento. Tu hijo debe ser capaz de entender y seguir instrucciones simples, mostrar interés en usar el orinal y permanecer seco durante varias horas a la vez. Si tu hijo te dice que tiene que ir o expresa su tristeza por estar mojado o sucio, también puede estar preparado. Ser capaz de mover sus pantalones hacia arriba y hacia abajo por sí mismo también ayuda. Algunos niños muestran preparación antes de los 2 años, mientras que otros no están listos para orinal hasta los 3 años o incluso más.

Haz algo de preparación

Habla con tu hijo sobre el entrenamiento y lo emocionante que será sentirse como un niño grande. Ve de compras para un orinal de tamaño pequeño o un asiento de entrenamiento que se coloca sobre el inodoro regular para hacerlo más fácil para que tu pequeño use. Deja que escoja el tipo que le gusta, si es posible. También considera dejar que tu niño escoja sus propios pantalones de entrenamiento y que esté entusiasmado con llegar a usarlos. Explica los conceptos básicos de usar el orinal, tal como cómo limpiarse a sí mismo y cómo lavarse las manos después.

Dale a tu hijo la oportunidad

Además de llevar a tu hijo al baño, rápido, cada vez que dice que tiene que ir, haz una rutina para programar el tiempo de ir al baño en intervalos determinados. Por ejemplo, primero por la mañana, después de las comidas y antes de acostarse es un programa básico. Si has notado un patrón en cuanto a cuándo tu hijo tiene normalmente un movimiento intestinal, asegúrate de que es uno de los tiempos programados para ir al baño.

Hazlo un gran evento

Cuando tu hijo use el orinal, hacer una gran evento de ello. Ofrece aliento con elogios y abrazos. La American Academy of Pediatrics sugiere ofrecer incentivos también, un tratamiento especial o privilegio por usar el orinal, como una golosina favorita o una actividad especial de madre e hijo. Haz que tu hijo llame a sus tías o abuelos para difundir la noticia y animar a todos a hacer un escándalo sobre los logros de tu hijo.

Consejos para el éxito

Los niños que están entrenados para ir al baño no siempre son buenos en "aguantarse" cuando tienen que ir, así que intenta explorar dónde están los baños cada vez que vas de compras o a restaurantes, así que sabrás exactamente la dirección que seguir si surge la necesidad. Evita vestirlo con ropas difíciles mientras que tu hijo está en proceso entrenamiento, como tirantes, cinturones y leotardos. Mientras más rápido sea capaz de bajarse los pantalones, mejor.

Más galerías de fotos



Escrito por kathy gleason | Traducido por paulina illanes amenábar