Planes fáciles de comida vegana en crudo

Las comidas veganas crudas excluyen la carne, el pollo, los mariscos, lácteos, huevos o cualquier producto derivado de criaturas vivientes. Esta dieta excluye también todo alimento cocinado por encima de los 116 grados Fahrenheit, para poder retener las vitaminas y nutrientes de los vegetales, frutas, semillas, legumbres, nueces y granos. Sin embargo, existen opciones para hacer que la dieta sea tan simple y fácil como sea posible para ahorrarte tiempo y frustraciones.

Desayuno

Si vas de prisa, el secreto de una dieta vegana cruda exitosa es ocuparse de los alimentos que toman más tiempo de preparación en cantidad, de manera que tengas todos los ingredientes a la mano. Hacer retoñar las legumbres y remojar granos y nueces o deshidratar alimentos es lo que usualmente toma más tiempo. Puedes mezclar y combinar diferentes ingredientes para lograr variedad en tus comidas. Para el desayuno, puedes rebanar una manzana o una pera y untarle mantequilla de nueces cruda. Dependiendo de tu consumo de calorías, puedes también dejar remojando algunas porciones de avena por toda la noche, de manera que se ablande y la puedas tener lista por las mañanas si es que quieres desayunar graos; solo agrega una cuantas moras frescas. La avena es alta en fibra dietética, que es esencial para un sistema digestivo saludable y las moras son bajas en azúcar y altas en vitaminas y antioxidantes.

Comida

La comida puede consistir de burritos vegetales o pepinos rellenos. Para hacer esta comida más fácil y rápida, prepara una cantidad suficiente de retoños de lentejas, soja o frijoles mung para obtener las proteínas suficientes. Los frijoles de soja te proporcionan muchos aminoácidos esenciales. Para hacer el burrito, agrega vegetales ricos en antioxidantes, como tomates, cebolla, pimientos, aguacate y otros vegetales y colócales encima de una hoja verde grande. Este tipo de vegetales son crucíferos y te proporcionan vitaminas K, A y C, calcio y nutrientes que reducen la inflamación y el riesgo de cáncer, de acuerdo con la Universidad de Maryland. Agrega los retoños de leguminosas y envuelve la hoja efectivamente como si fuera un burrito. Una alternativa es usar hojas de alga nori para envolver los alimentos o sacar las semillas del pepino y agregar los ingredientes adentro.

Cena

Tu cena puede incluir sopas veganas crudas que se preparan de manera rápida y simple. Para una sopa de tomate sólo mezcla tomates roma y agrega hierbas italianas y aceite de oliva. Calienta la sopa solo por debajo de los 116 grados F, lo cual ayuda a lograr que el licopeno sea más sencillo de metabolizar por el cuerpo. La Universidad del Estado de Oregon revela que el licopeno y otros nutrientes en los tomates ayudan a prevenir el cáncer de próstata. Para obtener una sopa cremosa, mezcla nueces como castañas remojadas, agua y especias. Las castañas ofrecen aceites saludables como el ácido oleico, saludable para el corazón, una grasa monoinsaturada similar al aceite de oliva. Agrega vegetales como hongos crimini para una alta cantidad de selenio, que el National Institutes of Health establece que apoya tu sistema de antioxidantes para protegerte de los radicales libres que causan el cáncer.

Bocadillo

Prepara una gran cantidad de batidos de frutas y vegetales para tener a la mano, si necesitas de un bocadillo entre comidas. Siempre lleva bocadillos crudos contigo, como una bolsa de granola con nueces y frutos secos o simplemente una manzana, naranja o tu fruta o vegetal favorito.

Más galerías de fotos



Escrito por diana gamble | Traducido por reyes valdes