Planes de dieta para las mujeres embarazadas con alto azúcar en la sangre

Las mujeres que desarrollan diabetes durante el embarazo sufren de una condición conocida como diabetes gestacional o diabetes mellitus gestacional, también llamado GDM. La enfermedad afecta alrededor del 5 por ciento de las mujeres que están embarazadas, o cerca de 200.000 al año, según el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano. Los mismos efectos secundarios que sufren las personas con diabetes son los efectos que ocurren en las mujeres con diabetes gestacional; tu nivel de insulina funciona mal, causando una acumulación de glucosa o azúcar en la sangre. Un plan de dieta saludable y tratamiento te puede garantizar que vas a tener un bebé sano.

Directrices para la diabetes en el embarazo


Elabora un plan de dieta específica con tu médico.

Elabora un plan de dieta específica con tu médico. Tendrás que controlar el azúcar en la sangre todos los días y, posiblemente, tomar insulina para regular los niveles de glucosa. De acuerdo con la Asociación Estadounidense de Diabetes, el control de la ingesta de hidratos de carbono juega un papel importante en el manejo de la enfermedad. Se recomienda hacer ejercicio regular, y mantener un peso saludable, aumentando sólo lo suficiente para el bebé. Un diario puede ayudar al médico a ajustar tu plan de dieta para satisfacer tus niveles de azúcar en la sangre.

Los carbohidratos, diabetes y embarazo


Obtén tus carbohidratos de pan, cereales, pasta, frijoles y arroz.

Los carbohidratos proveen nutrientes importantes para ti y tu bebé, y no deben ser eliminados. En su lugar, lo que aconseja el Centro Médico UCFS, esparce el consumo de carbohidratos en cinco o seis porciones pequeñas a lo largo del día. Espaciar el consumo de carbohidratos ayudará a controlar tus niveles de azúcar en la sangre. Conseguirás carbohidratos del pan, cereales, pasta, frijoles y arroz. La leche, el yogur, las frutas y algunos vegetales también son ricos en hidratos de carbono. A pesar de que debes controlar tu ingesta de carbohidratos, todavía debes obtener 1 taza de almidón en cada comida.

Consumo de azúcar

Muy probablemente, tu médico te aconsejará que evites los alimentos con alto contenido de azúcar que afectan drásticamente tus niveles de glucosa. Abstente de comer dulces, tortas, galletas y otros postres. Los refrescos azucarados y los jugos de frutas estarán fuera de los límites de todo el embarazo. En cambio la fruta fresca o congelada por lo general se permite debido a que contiene fibra, que ayuda a ralentizar la conversión de carbohidratos de la dieta en glucosa, o azúcar en la sangre. Limita el consumo de frutas a aproximadamente una a tres porciones por día.

Consejos


Nunca dejes de desayunar.

Además del seguimiento y el espaciamiento de la ingesta de carbohidratos, come a intervalos regulares para mantener los niveles adecuados de azúcar en la sangre. De acuerdo con el Centro Médico UCFS, nunca debes saltarse el desayuno, ya que los niveles hormonales tienden a fluctuar más rápidamente en la mañana. La proteína y una porción de almidón hace una comida tolerante para la mañana. Dado que la leche es una forma líquida de carbohidratos, limita su consumo a una taza a la vez, ya que puede afectar tus niveles de azúcar en la sangre. Los edulcorantes artificiales son generalmente apropiados durante el embarazo cuando es necesario limitar el consumo de azúcar. El Centro Médico UCFS informa que los edulcorantes artificiales aprobados para el uso durante el embarazo incluyen sucralosa, acesulfame K y aspartamo.

Más galerías de fotos



Escrito por linda ray | Traducido por vanina frickel