Planes de la dieta Fit for Life

Harvey y Marilyn Diamond desarrollaron la dieta Fit for Life en la década de los 80 y co-escribieron un libro con el mismo nombre. La dieta está basada en el concepto de la combinación apropiada de alimentos, un método de alimentación que prohíbe comer ciertos tipos de alimentos juntos. Existe mucha controversia alrededor de esta dieta "milagrosa". Consulta con tu médico antes de hacer cualquier cambio importante en tus hábitos de alimentación.

Desayuno

El plan de dieta Fit for Life recomienda comer los carbohidratos temprano en el día, reservándolos principalmente para el desayuno y la comida. Deberás consumir los carbohidratos ya sea solos o con vegetales, pero nunca con fruta ni proteínas de origen animal. Entre los ejemplos de carbohidratos para el desayuno están la avena, los cereales de trigo búlgur, panes integrales, muffins y bagels. Deberás comer éstos sin mantequilla, crema ni mermeladas de frutas. Diamond recomienda consumir únicamente granos enteros y eliminar granos procesados o refinados de la dieta completamente.

Comida

Los planes de comida del plan Fit for Life ofrece dos opciones: combinar carbohidratos con vegetales o proteínas con vegetales. Otra vez, la dieta desaconseja comer carbohidratos y proteínas juntos. Ejemplos de comidas de carbohidratos incluyen el arroz integral y vegetales salteados, o un pan pita integral con lechuga, germinados de frijol y zanahoria rallada. Las comidas con proteínas incluyen ensaladas con garbanzos o semillas de girasol o sopa de lentejas o de tres frijoles con vegetales. Deberás usar aderezos de aceite ligeros en lugar de aderezos de crema o mayonesa.

Cena

Los alimentos consistentes de proteínas son el enfoque de la cena en la dieta Fit for Life. Diamond recomienda evitar las proteínas animales tanto como sea posible, con la excepción de huevos orgánicos y pescado fresco y consumir principalmente legumbres y frijoles secos. Algunos alimentos posibles para la cena incluyen chili sin carne con vegetales variados, tofu frito y vegetales asiáticos picados o salmón asado con espárragos al vapor.

Frutas

Deberás consumir solamente frutas y jugos de frutas solos, nunca combinados con otros alimentos o comidas. Adicionalmente, deberás consumirlas únicamente temprano en el día y nunca después del mediodía. Diamond explica que esto es porque las frutas son altas en enzimas digestivas, son muy limpiadoras y es mejor comerlas lo primero en la mañana para estimular el sistema digestivo.

Lácteos

La dieta Fit for Life prohíbe comer productos lácteos de cualquier tipo. Esto incluye a la leche, mantequilla, queso, queso cottage, yogur y pudín. Diamond afirma que los humanos no pueden digerir los lácteos apropiadamente y que si se consumen, se echan a perder en el tracto digestivo, llevando a quien los consume a sufrir problemas que van de alergias al síndrome de colon irritable y la enfermedad de Crohn. Sin embargo, además de abstenerse de los lácteos, Diamond promueve ciertos suplementos que podrían ayudar a aliviar esos problemas. La USDA recomienda a los adultos consumir hasta 3 tazas de lácteos al día. Los lácteos son la principal fuente de calcio y también proporcionan una proteína completa.

Agua

Además del jugo de fruta fresca, el agua es la única otra bebida permitida en el plan Fit for Life. Y, al igual que el jugo de frutas, solo deberás consumirla sola y nunca al tiempo que estás comiendo. Diamond afirma que el agua puede diluir los jugos gástricos y las enzimas del estómago e interrumpir el proceso digestivo. Sin embargo, no hay estudios científicos que apoyen esta teoría. El agua es esencial para todo tipo de vida. De acuerdo con los especialistas, los adultos deberían consumir un mínimo de 1.5 a 2.5 litros al día, o tanto como 13 tazas en el caso de los hombres y 9 tazas para las mujeres.

Más galerías de fotos



Escrito por tracey allison planinz | Traducido por reyes valdes