Los planes de comportamiento para los niños en las escuelas primarias

El éxito en la escuela significa que un niño debe ser capaz de mantenerse organizado, completar el trabajo escolar, llevarse bien con los profesores y otros estudiantes, seguir las reglas y hacer su mejor trabajo, de acuerdo con Great Schools.com. Pero cuando los niños están teniendo un mal día o tienen una discapacidad de aprendizaje que les impide concentrarse, los planes de comportamiento positivos pueden ayudar. Los planes de comportamiento positivo hacen un esquema de las expectativas de la clase y proporcionan procedimientos claros y consecuencias para cuando el comportamiento de un niño está fuera de los límites.

Expectativas de la clase

Para que los planes de comportamiento de la escuela primaria funcionen, los profesores deben mostrar claramente las expectativas para cada estudiante en un lugar fácil de ver en el aula. Según Classroom Teacher Resources.com, es importante escribir las expectativas de la clase en un lenguaje amigable y activo para los niños, de manera que cada niño vea a sí mismo como un participante en hacer que el aula funcione sin problemas durante todo el día. Frases como respeto a mí mismo, respetar a los demás, respetar a los profesores, respetar la propiedad, son frases cortas y fáciles de recordar que pueden ser explicadas escribiendo ejemplos de cómo se ve cada comportamiento. Por ejemplo, bajo Respetar a los demás, escribe "mantén tus manos y tus pies cerca de ti", y "decir por favor" y "gracias".

Reglas del salón de clases

Las reglas y los procedimientos de la clase también deben ser bien visibles donde los niños puedan ver y saber lo que se espera de ellos. El Kansas Inservice Training System del Kansas University Center on Developmental Disabilities recomienda limitar la lista de reglas de la clase a cuatro o cinco. Una larga lista de normas podría confundir a los niños acerca de lo que se espera. Las reglas deben ser escritas de manera activa y positiva en vez de una lista negativa de "no hacer". Al definir las expectativas y consecuencias, el comportamiento en el aula podrá ser regulado con mayor facilidad por el maestro.

Los planes de comportamiento del grupo

Una forma de mantener a los niños enfocados en el buen comportamiento es usar una cartelera o una tabla de bolsillo. Según New Management.com, una cartelera pueden ayudar a los niños a ver donde están con su comportamiento durante todo el día. Con este tipo de plan de comportamiento del grupo, cada día es un nuevo día con nuevas oportunidades para hacer buenas decisiones. Los papelógrafos tienen tarjetas con códigos de colores que corresponden a un comportamiento deseado. Las opciones típicas incluyen verde, amarillo y rojo. Cuando un niño tiene un comportamiento indeseable, se va a la tabla y pone su tarjeta de verde a amarillo. Si se produce un segundo problema, la tarjeta se voltea a roja. Los gráficos de seguimiento del comportamiento ayudan a los profesores a afrontar los problemas que puedan surgir sin quitar el tiempo de aprendizaje.

Planes individuales de comportamiento

Los planes individuales de comportamiento se utilizan en los niños que siguen luchando con el auto-control después de varios intentos con otros métodos. De acuerdo con Classroom Teacher Resources, si un problema de disciplina se prolonga durante más de un mes, es el momento para un plan de comportamiento individual formal. Los planes de comportamiento están diseñados típicamente en la forma de un contrato entre el maestro, el padre y el estudiante. Los niños mayores de tercer grado pueden firmar un contrato por escrito con los comportamientos, las expectativas y las consecuencias claramente escritas. Para los niños en los grados K-3, un acuerdo verbal entre todas las partes involucradas, hijo, padre, maestro, director, se debe hacer con las notas tomadas en la reunión como un recordatorio para todos los involucrados.

Más galerías de fotos



Escrito por patti richards | Traducido por enrique pereira vivas