Planes de comidas para bebés

La nutrición adecuada es una parte integral del primer año de vida de tu bebé debido a la fuerte influencia que tiene en el crecimiento y desarrollo. Un plan de comida para el primer año cambia dependiente a la edad y las habilidades desarrolladas. Consulta con tu pediatra antes de decidir sobre un plan de comidas para tu bebé.

Desde el nacimiento a los 4 meses

Los pediatras recomiendan leche materna como la fuente fundamental de nutrición para recién nacidos. Si no planeas dar leche materna a tu bebé, debes proveerle una fórmula infantil con fortificada con hierro. Desde el nacimiento hasta los 2 meses aproximadamente, los bebés deben ser alimentados con lactancia alrededor de 12 veces al día, o se les debe suministrar con alrededor de 2 a 3 oz. de fórmula infantil 12 veces al día. Cuando comiencen a crecer, los niños deben ser capaces de tomar más fórmula en menos veces. Desde los 2 a los 4 meses, se los debe alimentar de 8 a 10 veces por día, y deben ser capaces de tomar de 4 a 6 oz. de fórmula de 6 a 8 veces por día.

De 4 a 6 meses

Desde los 4 hasta los 6 meses, los bebés alimentados con leche materna deben ser amamantados de seis a ocho veces al día, o con 5 a 8 oz. de fórmula, cinco a ocho veces al día. A los 4 meses, si el bebé es capaz de levantar la cabeza y mover lateralmente los alimentos en la boca con la lengua, es posible que pueda ser alimentado con cereal de arroz fortificado con hierro. El cereal de arroz es el primer alimento sólido recomendado porque es el menos alergénico. Mezcla 1 cucharada de cereal de arroz con suficiente leche materna o fórmula para hacer una mezcla espesa. Alimenta a tu bebé una vez al día, aumentando la cantidad de cereal de arroz hasta 8 cucharadas por día hasta su apetito y habilidades para la comida sólida mejoren. Después de que haya comido cereal de arroz durante una semana, se puede administrar harina de avena o cereal de cebada.

De 6 a 8 meses

Desde los seis hasta los ocho meses del bebé puedes empezar a introducir frutas y puré de verduras en la dieta de tu bebé. Asegúrate de introducir un alimento nuevo a la vez, vigílalo de cerca por cualquier reacción alérgica, tales como erupción cutánea o dolor de estómago. Tu bebé debe continuar recibiendo la mayor parte de su nutrición de leche materna o de fórmula infantil. Un día típico podría comprender entre 24 to 32 oz de leche materna o de fórmula infantil, 8 cucharadas de cereales, 4 cucharadas. de puré de frutas, 8 cucharadas de puré de verduras y de 2 a 6 cucharadas de puré de carne dividida en seis mini comidas. El apetito del bebé puede variar de día a día, así que no te alarmes si no come todo lo que tú le ofreces de un día para otro.

De 8 a 12 meses

Desde los 8 hasta los 12 meses, puedes empezar a introducir alimentos más suaves y masticables si tu bebé tiene dientes, capacidad de masticar y manipular los alimentos. Habla con tu pediatra para ayudarle a determinar si tu bebé está listo. Un plan de comida típica para un niño de 8 a 12 meses de edad debe comprender de 24 to 32 oz (71 cl a 94,6 cl) de leche materna o de fórmula infantil, de 4 a 8 cucharadas de verduras peladas, poco cocidas y cortados en trozos masticables, 4 a 8 cucharadas de frutas suaves, 1 a 6 cucharadas de carnes suave cocidas (con exclusión de los mariscos y las claras de huevo) y granos como galletas, tostadas o pasta dos o tres veces al día. Los alimentos y la leche deben ser distribuidos en seis comidas pequeñas al día.

Más galerías de fotos



Escrito por jill corleone, rdn, ld | Traducido por nicolás altomonte