Plan de pérdida de peso para un tipo de cuerpo endomórfico

La mayoría de los individuos se pueden agrupar dentro de tres categorías de cuerpos. Los ectomorfos tienden a ser delgados y estilizados, y pueden tener dificultad para ganar peso o masa muscular. Los mesomorfos son naturalmente musculosos y tienden a ganar o perder peso con facilidad. Los endomorfos tienen típicamente forma de pera, almacenan grasa con facilidad y pueden tener dificultad para perder peso. Mientras que la dieta para un tipo de cuerpo endomorfo puede parecer una tarea imposible, una dieta balanceada y el ejercicio adecuado te puede ayudar a perder peso de forma segura.

Riesgos para la salud

Los endomorfos tienden a tener un exceso de grasa corporal. Tener mucha grasa corporal, en especial en el abdomen, incrementa tu riesgo de desarrollar ciertos tipos de cáncer, problemas en la vesícula biliar, depresión, enfermedad cardíaca, hipertensión, diabetes, osteoartritis, hígado graso y disfunción sexual. Además de los riesgos fisiológicos, el exceso de grasa corporal puede dañar tu auto-estima. Además hace que las actividades físicas diarias sean más difíciles de llevar a cabo.

Bases de la pérdida de peso

Sin importar qué tipo de cuerpo tengas, perder peso de forma exitosa requiere consumir menos calorías de las que quemas cada día. El American Council on Excercise recomienda crear un déficit de 500 calorías cada día mediante dieta y ejercicio para perder una libra de grasa a la semana. De acuerdo con Harvard Health Letter, una persona de 185 libras quema aporoximadamente 356 calorías por hora caminando a 3,5 millas por hora. Si quemas 350 calorías diarias mediante ejercicio, debes reducir tu ingesta calórica en 150 calorías para perder peso de forma exitosa y a un paso saludable, de una a dos libras por semana.

Recomendaciones de ejercicio

El ejercicio cardiovascular es uno de los métodos más efectivos para perder peso. El Centers for Disease Control recomienda hacer de 30 a 60 minutos por día de ejercicio moderadamente intenso, si tienes una cantidad considerable de peso por perder. A medida que tu estado físico mejora, intenta añadir algunas sesiones más cortas de ejercicio aeróbico de alta intensidad para elevar tu metabolismo por un período de tiempo luego de haber dejado de ejercitarte. Además del ejercicio aeróbico, dos a tres sesiones de entrenamiento de resistencia a la semana pueden ayudarte a generar músculos que aumenten tu metabolismo.

Recomendaciones de dieta

Los endomorfos tienden a tener un metabolismo más lento que otros tipos de cuerpos. cambiar el tipo y frecuencia de las comidas puede ayudar a fomentar tu pérdida de peso. En lugar de comer tres comidas grandes cada día, come cinco o seis comidas más pequeñas, cada tres o cuatro horas. Las comidas frecuentes y bocadillos saludables mantienen tu metabolismo elevado durante el día, mientras que previenen que sientas hambre. Comer una manzana provee de muchas menos calorías que el volumen similar de papas fritas o una barra de chocolate. Come proteínas magras y carbohidratos ricos en fibras como granos integrales, vegetales, frutas y legumbres, en lugar de alimentos azucarados o procesados industrialmente.

Advertencias

Si tienes el tipo de cuerpo endomorfo, tu cuerpo ya tiende a almacenar un exceso de calorías en forma de grasa. Una dieta extremadamente baja en calorías reducirá tu habilidad de perder peso, porque tu cuerpo entrará en modo desnutrición, haciéndolo retener sus reservas de grasa. Las dietas extremas que afirman pérdidas de peso rápidas y sencillas pueden funcionar en el corto plazo, pero probablemente ganarás nuevamente el peso tan pronto como dejes de seguirla, y tendrás más grasa y menos músculo que antes de empezar.

Más galerías de fotos



Escrito por lydia stephens | Traducido por mike tazenda