Plan de pérdida de peso para la cintura, caderas y muslos

Para perder peso, no puedes hacer cosas al azar. En lugar de eso, necesitarás crear un plan de entrenamiento efectivo y enfocado para ayudar a dar forma a tus áreas problemáticas. Si es por tu cintura, caderas y muslos por lo que te preocupas, asegúrate de incluir un ejercicio cardiovascular adecuado en tu plan de entrenamiento total, junto con ejercicios de resistencia y formación de músculos para afinar y esculpir tu cuerpo. No te olvides de apegarte a un plan de alimentación saludable también y podrás ver mejoras en tan poco tiempo como un par de semanas.

El cardio es clave

El ejercicio cardiovascular, uno de los métodos más efectivos para la pérdida de peso, ayuda a destruir calorías para que puedas deshacerte de grasa corporal. Aunque no puedes decidir de qué parte de tu cuerpo vas a perder grasa, existen ciertos ejercicios de cardio que involucre a tu cintura y piernas más que a otras partes del cuerpo. Salto de cuerda, saltos de tijera, remo, ciclismo y natación son actividades de cardio que te ayudarán a deshacerte de la grasa en esas áreas.

Levanta algunas pesas

El ejercicio de entrenamiento de fortalecimiento ayuda a enfocarse en los diferentes grupos musculares de tu cuerpo, creando músculo e incrementando tu fortaleza. Junto con el cardio regular, esto te ayudará a adelgazar y lograr un físico más firme y definido. Comienza con algunos ejercicios básicos, como sentadillas (squats), estocadas (lunges) y step-ups. Incrementa la cantidad de peso que usas para cada ejercicio e incluye ejercicios más difíciles (como los dips de pecho, elevaciones de glúteo (glute-ham raises) y sentadillas con mancuernas (barbell hack squats) conforme vas adquiriendo fortaleza de manera gradual.

Planea tu entrenamiento adecuadamente

Planear tu entrenamiento es esencial para tu éxito. Intenta incluir por lo menos de cuatro a cinco sesiones de 30 minutos de cardio en tu rutina semanal (incluso si algunos días lo único que haces es caminar enérgicamente o trotar) para lograr mantener alto tu ritmo cardíaco y ayudar a quemar la grasa. Realiza entrenamiento de fortalecimiento por lo menos tres veces a la semana e incluye suficientes ejercicios para trabajar todos los grupos musculares de tu cuerpo, en lugar de solo enfocarte en tus áreas problemáticas. Ignorar ciertos grupos musculares que pueden resultar en lesiones, así como ciertos problemas de salud, como desequilibrios en el fortalecimiento y dificultades de postura, advierte el American Council on Exercise.

Vigila lo que comes

Sin importar cuánto tiempo pases en el gimnasio y qué tanto trabajo duro pongas en tus entrenamientos, no llegarás a ningún lado. Puedes sudar cuanto quieras con las pesas y el cardio, pero no harás ningún progreso si no le estás dando a tu cuerpo lo que necesita. Enfócate en incluir frutas frescas y vegetales de hojas verdes, legumbres, nueces y grasas saludables en tu dieta. Evita un exceso de lácteos y alimentos azucarados, lo que puede resultar en la retención de agua y aumento de grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por michelle dawn | Traducido por reyes valdes