Plan económico de alimentación vegana

En un plan alimenticio vegano, la lista de alimentos prohibidos incluye pescado, lácteos, huevos, miel y cualquier otra sustancia derivada de las grasas animales, como la gelatina. Muchas personas creen que el consumir una dieta libre de carne o de productos lácteos debe venir acompañada de un exorbitante precio a pagar. Sin embargo, y contrario a lo que muchos creen, es posible seguir una dieta vegana sin tener que pagar mucho, siempre y cuando se realice la planeación adecuada.

Planea con tiempo

Uno de los factores más importantes para poder crear un plan saludable de alimentación vegana con un presupuesto reducido es la planeación. Esperar hasta el último minuto para decidir tu comida puede causarte un dolor de cabeza y puede provocar que se te acumule el gasto. Pasa un par de semanas ideando tus comidas diarias para el desayuno la comida y la cena. Luego, repasa tu refrigerador y tu despensa para determinar cuáles ingredientes te faltan y elabora una lista de comestibles. Cuando sea posible, compra tus vegetales frescos de los mercados de productores de tu zona, dado que ambos mercados los de productos no orgánicos y orgánicos venden productos considerablemente más económicos que aquellos que se venden en tiendas por departamentos.

Un desayuno saludable

A menudo se dice que el desayuno es la comida más importante del día. Esto no cambia cuando se trata de un plan alimenticio vegano. Los carbohidratos complejos, la proteína magra y las grasas saludables son todas componentes de un desayuno saludable. Ejemplos de desayunos veganos económicos incluyen el cereal servido con almendras y con leche de soja; avena cortada adornada con fruta fresca y servida con un vaso de almendras o de leche de soja; y tofu revuelto con vegetales y servido con una rebanada de pan tostado de trigo integral. Si estás en un apuro, un pedazo de pan tostado con dos cucharadas de mantequilla de nuez será suficiente tentempié. Una manera adicional de ahorrar dinero es repetir el mismo desayuno durante una semana entera, luego cambiarlo la semana siguiente.

Almuerzos simples

Un almuerzo con un plan vegano para presupuestos apretados puede ser de lo más simple. Cocina una patata dulce y adórnala con una media taza de fríjoles negros, un tomate pequeño cortado en trozos, una cucharada de cilantro y un diente de ajo picado. Esta patata estilo ranchero te mantendrá satisfecho y cuesta menos de US$2 dólares por porción. Si la patata dulce no es suficiente, sírvela con una sabrosa ensalada al lado (aderezada con una cucharada de aceite y una pizca de limón). Otra económica idea para un almuerzo vegano es comprar o elaborar, una dotación de una semana de hamburguesas vegetarianas de fríjol negro. Compra un paquete de bollos integrales de la tienda de comestibles. Adereza las hamburguesas con rebanadas de tomate, lechuga y cebolla.

Ideas para la cena

Para la cena, saltea una lata de 8 onzas de fríjoles rojos con el cuarto de una cebolla picado y un cuarto de pimiento morrón picado. Para espesar los fríjoles, agrega unas cuatro onzas de salsa o puré de tomate. Sazónalo con orégano y con polvo de ajo para darle sabor. (Usualmente rinde para tres porciones) Sírvelos sobre arroz integral cocido con un poco de coliflor o de brócoli asado al lado. Los tacos son otra opción para una cena vegana de bajo presupuesto. La mayoría de las tiendas de abarrotes venden un paquete de 20 tortillas de maíz por alrededor de US$1 dólar, según cifras del 2013. Calienta las tortillas en el horno a 250 grados Fahrenheit durante algunos minutos, luego añade fríjoles negros, espinacas, tomates y cebollas verdes.

Más galerías de fotos



Escrito por jessica jones | Traducido por reyes valdes