Plan de dieta para tu quinto mes de embarazo

Durante tu quinto mes de embarazo, que es la mitad del segundo trimestre de tu embarazo, tu meta no debería ser hacer dieta sino el ofrecerte una recompensa de alimentos saludables para ti y para tu bebé en crecimiento. El ganar peso durante el embarazo es importante - La Guía de Nutrición Prenatal Kentucky recomienda aumentar de 25 a 35 libras (11 a 16 Kg) de aumento para una mujer saludable - pero puede ser difícil de aceptar para alguien que ha tratado toda su vida de mantenerse en línea. Enfócate en los alimentos frescos y saludables durante tu quinto mes y en adelante, para mantenerte saludable y en el peso correcto para tu embarazo.

Como por dos - "casi"

A la gente le encanta disculpar el apetito de una mujer embarazada diciendo que está comiendo por dos, pero no es el caso exactamente. Durante el quinto mes de embarazo, un feto pesa aproximadamente 10 onzas (284 g) y mide de 6 a 9 pulgadas (15 a 23 cm) de largo, y no necesita el mismo número de calorías como un hombre completamente desarrollado. El Centro de Bebés recomienda comer solamente 300 calorías adicionales durante el segundo trimestre. Si estás sobre pasada de peso o baja de peso, puede ser que necesites comer más o menos calorías. Habla con tu obstetra para conocer la cantidad apropiada para ti.

Enfócate en los nutrientes

En lugar de pensar en tu plan de alimentación como una "dieta", considéralo como un cambio en el estilo de vida a una alimentación saludable para ti y tu bebé en crecimiento. Enfócate en tomar los nutrientes que necesita tu cuerpo para alimentar a la vida que llevas dentro. Esto incluye 75 a 100 gramos de proteína diarios para soportar el crecimiento del feto, y 1.000 miligramos de calcio diarios para fortalecer huesos y dientes del pequeño, dice la Asociación American del Embarazo. También necesitas 27 miligramos de hierro para soportar el aumento del volumen en sangre; 600 a 800 microgramos de ácido fólico para reducir el riesgo de defectos en el tubo neural; y 85 miligramos al día de vitamina C, que promueve los procesos metabólicos.

Come con mas frecuencia

Una dieta algunas veces requiere que ignores el hambre cuando ataca - pero esta no es la mejor opción cuando estás embarazada. En lugar de eso, si te da hambre después de un par de horas, evita el hambre haciendo tus alimentos más pequeños y más frecuentes. Busca un patrón de alimentación que se ajuste a tu cuerpo, aún si es diferente a lo que estás acostumbrada. Esto inclusive te puede ayudar para el desafortunado efecto secundario de los últimos meses de embarazo - la acidez.

Ideas saludables de alimentación

Para el quinto mes de embarazo, es menos probable que tengas que enfrentar los antojos, la aversión a ciertos alimentos y náusea que típicamente te atacan en el primer trimestre. Idealmente, esto significa que puedes enfocarte más en alimentos nutritivos y menos en lo que puedes mantener alejado. Opciones saludables para el desayuno incluyen fruta o fibra con nutrientes, huevos para proteína y leche baja en grasa para el calcio. En el almuerzo, una ensalada de espinacas coronada con pollo o carne magra y queso bajo en grasa pueden ofrecer dosis saludables de hierro y calcio adicional. Para la cena, disfruta pescado graso como el salmón para ácidos grasos de omega-3 y arroz y espárragos para el ácido fólico. No te olvides de los refrigerios de fruta fresca y vegetales, nueces y semillas, y yogurt griego o palitos de queso bajo en grasa.

Más galerías de fotos



Escrito por sarah collins | Traducido por magdalena huerta betanzo