Plan de dieta para personas que padecen de glomerulonefritis

La glomerulonefritis es un tipo de enfermedad renal caracterizada por la inflamación de los mecanismos de filtración en los riñones, llamados los glomérulos. Cuando los glomérulos se inflaman, no pueden eliminar los productos y fluidos de desecho de la sangre de forma eficiente. Para controlar la cantidad de residuos en la sangre, tienes que seguir el plan de dieta adecuada y prescrita consultando con tu doctor.

Proteína

La digestión de proteína resulta de la formación de un producto de desecho llamado urea. Normalmente, la urea viaja por el torrente sanguíneo a los riñones donde se es expulsada del cuerpo a través de la orina. Si tiene glomerulonefritis, los riñones no pueden eliminar la urea de la sangre adecuadamente. La urea en la sangre pone presión sobre los riñones, empeorando tu condición. Consumir demasiada proteína puede causar también que la urea se acumule en la sangre. Debido a que la proteína realiza una variedad de funciones en tu cuerpo, incluyendo el crecimiento muscular y la reparación de los tejidos, es importante que no se restrinja demasiado la ingesta de proteína. Colabora estrechamente con un dietista para determinar exactamente cuánta proteína necesitas y haz todo lo posible por cumplir tus metas diarias.

Sodio

El sodio ayuda a regular la cantidad de líquido en el cuerpo. Si la sangre contiene demasiado de este elemento, activa los riñones para retener agua, lo cual aumenta el volumen de la sangre y puede aumentar tu presión arterial. La presión arterial alta pone tensión excesiva en los riñones, empeorando tu enfermedad renal. Si padeces de glomerulonefritis, tu dietista puede recomendar una restricción de sodio. Cuando reduces tu consumo de sodio, evita añadir sal a los alimentos, así como alimentos enlatados, alimentos procesados, aperitivos salados y carnes procesadas, tales como el tocino y el jamón. Puedes utilizar hierbas frescas y especias sin sodio en lugar de sal, pero no uses sustitutos de la sal, lo cual remplaza al sodio con el potasio.

Potasio

Cuando los riñones fallan, no filtran correctamente cantidades excesivas de potasio de la sangre. Si los niveles de potasio llegan a ser demasiado altos, pueden interrumpir el funcionamiento muscular y nervioso adecuado, causando incluso ataques al corazón y latidos cardíacos irregulares. Para evitar que el potasio se acumule demasiado elevado en la sangre, tu dietista puede recomendar que reduzcas tu ingesta de alimentos ricos en potasio, tales como bananas, camotes, naranjas, espinacas, tomates, nueces, legumbres y productos lácteos.

Líquidos

En las etapas posteriores de la glomerulonefritis, pueden ponerte una restricción de líquidos. Cuando los riñones están dañados, no pueden eliminar el exceso de líquidos del cuerpo. Como resultado, el líquido puede acumularse en tu tejido corporal, causando edema, lo cual es una inflamación generalizada de la presencia de demasiado líquido. La cantidad de líquido que se te permita consumir depende de tu nivel de función renal.

Más galerías de fotos



Escrito por elle paula | Traducido por valeria garcia