Plan de dieta bajo en carbohidratos y bajo en grasas

Una dieta saludable es aquella que puedes seguir a largo plazo y que transforma las malas elecciones de alimentación en hábitos más saludables. Muchas dietas bajas en grasas y bajas en carbohidratos resultan ser muy restrictivas para poder seguirse a largo plazo, pero factores como la flexibilidad, alimentos densos en nutrientes, promueven la pérdida de peso a un ritmo lento pero constante y contienen alimentos centrados alrededor de alimentos fácilmente disponibles incrementará el éxito de la dieta, de acuerdo con la Academy of Nutrition and Dietetics.

Características


La dieta Atkins sugiere el consumo de alimentos como pollo y pescado.

Muchas dietas bajas en carbohidratos muy populares, como la Atkins, recomiendan reemplazar el harina refinada, los granos procesados, vegetales almidonados y frutas con proteínas. Atkins.com informa que la fase de audición a la dieta Atkins presenta alimentos como pollo, pescado, huevos, aceite de oliva, ensaladas verdes y brócoli.

Advertencia


Algunas comidas bajas en carbohidratos tienen un alto contenido de grasa.

La revisión de la Academy of Nutrition and Dietetics de las dietas bajas en carbohidratos advierte que algunas comidas bajas en carbohidratos tienen un alto contenido de grasa, lo que podría convertirlas en una fuente de alimentos poco saludable. Por ejemplo, si un restaurante toma una fuente potencial de proteínas magras, como el pollo, pero luego lo fríe, lo cubre de salsa estilo barbacoa o lo sirve con un aderezo con base en crema o queso, el contenido de grasas saturadas o trans lo convertirán en una fuente de alimentación alta en calorías.

Tipos


Adhiérete a menús que realicen preparaciones útiles de proteínas magras.

Adhiérete a menús que tengan preparaciones saludables de proteínas magras y que también incluyan algunos carbohidratos nutritivos provenientes de granos enteros. Considera alimentos llenadores pero bajos en calorías, como una ensalada verde con salmón escalfado o disfrutar tu pollo con vegetales asados y bocadillos como huevos cocidos, nueces o semillas.

Opinión de los expertos


La dieta mediterránea se ajusta a los estilos de vida de muchas personas.

La Harvard School of Public Health revisó varias dietas populares, incluyendo aquellas bajas en carbohidratos, bajos en grasas y altos en proteínas y descubrió que la dieta mediterránea se ajustaba al estilo de vida de la mayoría de las personas y apoyaba sus metas de pérdida y mantenimiento de peso. Esta dieta se centra alrededor de los alimentos bajos en grasas y carbohidratos como frutas y vegetales frescos, complementados por fuentes de proteínas magras o basadas en plantas, como las legumbres y los mariscos. El plan de dieta mediterránea incluye carbohidratos, pero éstos deberán ser granos enteros y recomienda reemplazar las grasas saturadas y trans con pequeñas cantidades de grasas saludables, como las contenidas en el aceite de oliva y las nueces.

Consideraciones


Asegúrate de que tu plan de dieta sea diverso y contenga alimentos nutritivos.

Un plan de alimentación nutritivo y diverso forma parte de la ecuación en un plan de pérdida de peso saludable. La mayoría de las dietas recomiendan que incorpores el ejercicio para aumentar tu poder quemador de calorías para lograr tus metas de pérdida de peso. Combina actividad cardiovascular con ejercicios de estiramiento y fortalecimiento.

Más galerías de fotos



Escrito por nina makofsky | Traducido por reyes valdes