Plan de comidas para dieta con restricción calórica

Una dieta con restricción calórica varía según el individuo, dependiendo de la edad, el nivel de actividad, el género, el peso y la altura. Tus necesidades calóricas basales indican el número de calorías que requieres diariamente para mantener tu peso actual. La restricción calórica hace referencia a la reducción del número de calorías que consumes con el propósito de controlar o perder peso.

Identificación

Reducir el número de calorías que comes actualmente lleva a la pérdida de peso. Cuando estableces tu objetivo calórico para una dieta con restricción calórica, considera tus hábitos alimenticios actuales. Anota todo lo que comes por tres días para determinar tu consumo promedio. Reducir tu ingesta calórica diaria en 500 calorías iguala a perder alrededor de una libra por semana. Como mínimo calórico diario, las mujeres necesitan 1000 calorías y los hombres necesitan 1200 calorías para mantener una pérdida de peso saludable, según el National Heart Lung and Blood Institute.

Marco de tiempo

Los planes de comidas con restricción calórica saludables aluden a al menos tres comidas balanceadas diarias. Saltear las comidas puede desencadenar hábitos de comer demasiado o elegir alimentos no saludables. Una dieta con restricción de calorías también se acomoda a comidas más pequeñas y frecuentes, si prefieres esta opción. La clave es planificar tus comidas para que encajen en tu objetivo calórico. Si comes más a menudo eso ayudará a mantenerte en el camino, distribuir tus calorías entre varias comidas pequeñas. De forma alternativa, puedes comer tres comidas sustanciales y reservar un número pequeño de calorías para bocadillos saludables.

Características

Una dieta con restricción de calorías saludable incluye una variedad de alimentos densos desde el aspecto nutricional. Las opciones dietarias incluyen productos frescos, alimentos integrales, lácteos descremados y proteínas magras. MedlinePlus recomienda que controles el tamaño de tus porciones y optes por alimentos con bajo contenido de grasas saturadas y trans, azúcar y sal. Los planes de comidas con restricción de calorías pueden acomodar tus alimentos favoritos como parte de la dieta saludable general siempre que te mantengas dentro de tu rango calórico diario.

Consejos

La restricción de calorías exige una conciencia de las opciones de alimentos y bebidas que eliges. Para cortar las calorías, la American Dietetic Association recomienda que cortes la grasa de las carnes y aves de corral, que cambies a leche descremada y edulcorante para tu café, y también exige que reemplaces los bocadillos no saludables como patatas fritas con vegetales crudos y sansa ranchera sin grasa. Otros consejos de la ADA incluyen utilizar platos más pequeños, comer de forma más lenta, dejar de comer cuando ya te sientes lleno y reemplazar las bebidas dulces con agua la mayor cantidad de veces.

Consideraciones

Aumentar tu ingesta de frutas y verduras te permitirá comer más alimento, sentirte más lleno y consumir menos calorías en general. Para lograrlo, llena la mitad de tu plato de almuerzo o cena con verduras y come frutas de postre. Evita las dietas con restricción calórica severa de 800 calorías o menos, a menos que esté recomendada y llevada adelante bajo la supervisión de un médico, según aconseja el National Heart Lung and Blood Institute. Para una planificación de comidas saludables, de bajo contenido calórico, consulta la Guía de Alimentos del USDA presentada en Dietary Guidelines for Americans.

Más galerías de fotos



Escrito por pam murphy | Traducido por aldana avale