¿La pizza es saludable para el embarazo?

Aunque la pizza puede ser saludable durante el embarazo, hay opciones más saludables que puedes comer. En promedio, cuando estás embarazada sólo necesitas unas 300 calorías adicionales al día, incluso si tu apetito está sugiriendo lo contrario. Demasiadas calorías de cualquier grupo de alimentos pueden conducir a un aumento de peso excesivo que será más difícil de perder después del embarazo, por lo que debes tomar decisiones sabias cuando sea posible.

Calorías y grasa

Las ensaladas son una comida perfectamente sana hasta que comienzas a agregar carnes, trocitos de pan, queso y demasiados aderezos. Lo mismo es válido para la pizza. Una rebanada de pizza de queso normal contiene en promedio 300 calorías y 11 gramos de grasa en comparación con una rebanada de pizza de pepperoni, que es ligeramente más alta en calorías y grasa, con 338 calorías y 15 gramos de grasa. Ordenar pizzas con corteza gruesa, capas de carne extra o incluso queso adicional aumenta el total de calorías y grasa.

Opciones saludables

Hay muchas maneras de hacer una elección más nutritiva para ti y tu bebé en desarrollo. Primero, selecciona una corteza fina, o mejor aún, la corteza hecha con harina de trigo integral para unos pocos gramos extra de vitamina B y fibra. Solicita salsa adicional, a menos que estés teniendo problemas con la acidez estomacal. La salsa de tomate es rica en el antioxidante licopeno, que puede ayudar a reducir el riesgo de ciertos tipos de cáncer, y en vitaminas A y C. El queso mozzarella parcialmente descremado es nutritivo, ya que proporciona 207 miligramos de calcio y 7 gramos de proteína en tan sólo 1 onza, pero también es naturalmente alto en grasas. Agregar más verduras como tomates en rodajas, espinacas, brócoli, pimientos verdes y aceitunas puede darle a tu pizza un impulso en sabor y nutrientes beneficiosos, como el ácido fólico y el beta caroteno sin aumentar demasiado las calorías.

¿Qué pasa con la acidez estomacal?

Muchas mujeres embarazadas experimentan acidez estomacal, con mayor frecuencia hacia el final de su embarazo. Puede ser causada por comer demasiado, por alimentos ricos en grasas o picantes, o por acostarse poco después de comer. Cuando agregas una ensalada verde o fruta fresca a tu comida, todavía puedes disfrutar de una rebanada o dos de pizza, que es una opción más equilibrada que la pizza sola.

Alimentos que debes evitar

Durante el embarazo, tú y tu bebé por nacer están en mayor riesgo de enfermedades transmitidas por los alimentos. Una de las más graves es la listeriosis, que es causada por comer alimentos contaminados con la bacteria listeria. Si normalmente agregarías feta o queso azul a tu pizza, trata de evitarlos durante el embarazo. Asegúrate de que cualquier pizza esté bien horneada antes de comerla.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie m. beaudette med., rdn | Traducido por barbara obregon