Cómo hacer pinturas de dedos seguras para bebés

Escrito por Zora Hughes | Traducido por Laura Guilleron
Haz una pintura que tu hijo pueda probar con seguridad.

El juego sensorial es una parte crucial del aprendizaje de los bebés, según la experta en desarrollo escolástico de niños, Alice Sterning Honig, Ph.D. La pintura de dedos es una excelente actividad sensorial para los bebés, ya que les permite explorar una sustancia nueva y lo que pueden hacer con ella. Sin embargo, tal vez te preocupe usar pintura tradicional, pues a los pequeños les encanta llevarse todo a la boca. Mantén la seguridad preparando pinturas comestibles caseras y fáciles de hacer con ingredientes comunes de cocina.

Haz pinturas de dedos con maicena combinando 4 partes de agua con 2 de maicena y agregando algunas gotas de colorante orgánico de comida para cada color. Añade más o menos colorante en base a la intensidad del color de "pintura" que quieras.

Crea una pintura de dedos con yogur combinando yogur griego con colorante orgánico de comida de cualquier color.

Haz pinturas de dedos espesas mezclando 2 tazas de agua con 1/2 taza de harina o maicena en una olla. Calienta la mezcla a calor mediano hasta que se espese. Deja que se enfríe por completo antes de añadir el colorante.

Consejo

Crea pinturas de dedos aromatizadas agregando ingredientes con fragancia a cualquiera de las recetas; puedes usar canela, jengibre y extracto de vainilla.