Píldoras de agua y alta presión sanguínea

"Píldora de agua" es un término común para una clase de medicamentos conocidos como diuréticos, que los médicos prescriben para tratar la presión arterial alta. La presión arterial alta, o hipertensión, es una condición caracterizada por una lectura de la presión arterial sistólica de 140 mmHg o superior y/o una lectura de presión diastólica de 90 mmHg o superior, según el National Heart Lung and Blood Institute.

Factores de la alta presión sanguínea

Tratar eficazmente la presión arterial alta ayuda a diagnosticar la causa real. Sin embargo, debido a que muchos factores contribuyen a la aparición de la presión arterial alta, la determinación de la causa exacta puede ser difícil. La presión arterial alta se produce cuando se acumula placa en las arterias y restringe el flujo de sangre, una condición conocida como aterosclerosis. La presión arterial alta también puede ocurrir en respuesta a los problemas del riñón, debido a que los riñones desempeñan un papel en el control del volumen de la sangre. La ingesta de ciertos minerales, tales como sodio y potasio, también afecta a la presión sanguínea. La ingesta excesiva de sodio provoca un aumento en el volumen de sangre y por lo tanto un aumento de la presión sanguínea, mientras que una disminución en la ingesta de potasio puede contribuir a la hipertensión arterial.

Mecanismo de acción

Los médicos prescriben diuréticos por su capacidad para inducir a los riñones a eliminar el exceso de sales, y por lo tanto el exceso de agua del cuerpo, lo que explica por qué los pacientes a menudo se refieren a ellos como píldoras de agua. La sangre fluye a través de los riñones, cada uno de los cuales contienen millones de nefronas pequeños llenos de capilares. Estos capilares permiten que el agua y las sales pasan libremente a partir de la sangre en el espacio en el riñón. Aunque los riñones eliminan la mayor parte del sodio en la sangre, aproximadamente 65 a 70 por ciento de la misma se vuelve a absorber mientras la sangre continúa a través de los túbulos en el riñón, de acuerdo a Cardiovascular Pharmacology Concepts. Cada molécula de sodio reabsorbido lleva consigo una molécula de agua. Los diversos tipos de píldoras de agua impiden la reabsorción de sodio.

Tipos de diuréticos

Las píldoras de agua son a menudo el primer tipo de medicamento recetado para tratar de reducir la presión arterial. Existen tres tipos principales de diuréticos, diuréticos del asa, diuréticos de tiazida y los diuréticos ahorradores de potasio. Los diuréticos tiazídicos son comúnmente los más prescritos, según un informe de (El sistema no me deja colocar el nombre de la clínica) inhiben la reabsorción de sodio en la porción del riñón conocida como el tubo distal. Aunque esta sección normalmente reabsorbe sólo el 5 por ciento del sodio eliminado al principio, el volumen resultante de agua extraída disminuye el volumen de sangre suficiente para bajar la presión arterial. Los diuréticos de asa trabajan dentro del tubo ascendente que sigue directamente el lazo de Henle. Los diuréticos del asa tienen un mayor impacto en los niveles de sodio, ya que esta sección normalmente reabsorbe 25 por ciento del sodio. Aunque son más poderosas para reducir la presión arterial, este tipo de píldora de agua también causa más efectos secundarios, incluyendo letargo, calambres musculares, debilidad y mareos. Los diuréticos ahorradores de potasio ayudan a prevenir la pérdida excesiva de potasio que puede ocurrir con las otras píldoras de agua, pero también son menos eficaces en la reducción del contenido de sodio y el agua de la sangre.

Efectividad

La mayoría de los pacientes con hipertensión primaria, lo que representa alrededor del 90 al 95 por ciento de todos los casos, responden positivamente al tratamiento con diuréticos, de acuerdo a Cardiovascular Pharmacology Concepts. Para aumentar la eficacia de los medicamentos, los médicos sugieren implementar ciertos cambios de estilo de vida. El aumento de tu nivel de actividad física, junto con la pérdida de peso, dejar de fumar y reducir el consumo de sodio puede ayudar a aumentar la eficacia de sus píldoras de agua y bajar la presión arterial.

Más galerías de fotos



Escrito por stephanie chandler | Traducido por blas isaguirres