Pies y manos sudorosos durante yoga

Si tus manos y pies sudan durante tu práctica de yoga, esto podría hacer que la realización de algunas posturas sea más difícil. Podrías estar experimentando manos y pies sudorosos mientras haces yoga por una variedad de razones, y el exceso de sudor puede provocar que resbales durante tu práctica, lo que aumenta el riesgo de lesiones. Puedes ser capaz de evitar la cantidad de sudor que tus manos y pies liberan durante el yoga o al menos puedes tomar medidas preventivas para reducir el riesgo de lesiones cuando las manos y los pies comienzan a sudar.

Causa

La sudoración es una respuesta a que tu cuerpo se pone caliente, permitiéndole enfriarse. Si tus manos y pies sudan durante la práctica de yoga, es probablemente una respuesta ya sea a la temperatura de la habitación o el aumento de la temperatura de tu cuerpo al hacer ejercicio, o a ambas. La sudoración es una función corporal importante. Si notas que tu cuerpo genera una disminución en la cantidad de sudor durante una clase de yoga, podrías estar sufriendo de deshidratación.

Riesgos

El mayor problema con las manos y los pies sudorosos durante el yoga es resbalarse. Si practicas yoga en una madera desnuda o suelo de baldosas, tienes un mayor riesgo de caer en tu sudor y resbalarte durante la práctica. Si las palmas de las manos y las plantas de los pies están mojados por el sudor, también puedes resbalarte, y no serás capaz de mantener tu control sobre el piso o en la pared durante las posturas de yoga.

Prevención

Puedes ser capaz de reducir la cantidad de sudor que tus manos y pies producen durante su práctica de yoga. Si realizas yoga en una habitación climatizada, considera el cambio a otra clase que se lleve a cabo en una habitación con aire acondicionado. Este cambio en la temperatura podría ser suficiente para enfriar tu cuerpo al hacer ejercicio y te impedirá sudar tanto que se convierte en un problema.

Hacer que funcione

Si te gusta hacer yoga y no puedes conseguir que tus manos y pies dejen de sudar, toma algunas precauciones para mantenerte a salvo durante tu práctica. En lugar de practicar yoga en un piso resbaladizo, lleva una estera de yoga diseñada para este fin. Usa la estera pegajosa para mantener los pies y las manos en el lugar mientras te ejercitas, incluso cuando estás sudando. Lleva una toalla a la clase contigo y limpia tus manos y pies si es necesario para eliminar el sudor extra antes de que se vuelvan demasiado resbaladizas.

Más galerías de fotos



Escrito por leigh good | Traducido por natalia pérez