El largo de las piernas y la velocidad al caminar

Si alguna vez has sufrido al mantener el ritmo a una persona con piernas largas, no te sorprendería saber que hay una relación entre el largo de las piernas y la velocidad al caminar. De hecho, la corta longitud de tus extremidades es un factor crucial para determinar tu posible velocidad máxima al caminar, explica el Dr. David Webb en "American Journal of Physical Anthropology" (El diario americano de antropología física).

Geometría de las piernas

Además de que el largo de las piernas determina tu posible velocidad máxima al caminar, es importante notar que las porciones de las extremidades también juegan un papel crucial. Si la velocidad máxima se basara únicamente en lo largo de las extremidades inferiores, se deduce que si usaras zancos, tu velocidad se incrementaría. Sin embargo, el Dr. Françoise Leurs del "Journal of Experiment Biology" publicó que tener extremidades inferiores, similar a cuando se usan zancos, resulta tener ningún cambio significante en la velocidad al caminar. Esto indica que la velocidad al caminar no depende únicamente del largo de las piernas; sino también proporciones balanceadas de las piernas, incluyendo músculos bien proporcionados, también juega un papel importante explica Leurs.

Longitud de la zancada

En promedio, entre más largas tus piernas, mayor la distancia de la zancada que das cuando caminas. La velocidad al caminar se define matemáticamente como la distancia que has caminado en un tiempo dado. Por lo tanto, si das el mismo número de zancadas que una persona con piernas cortas en una hora, es probable que hayas caminado más rápido que la persona con piernas cortas. Esto se debe a que tu longitud de zancada es en promedio más larga y por lo tanto cubriste una distancia mayor en una hora. Sin embargo, la gente con piernas cortas pueden mejorar la longitud de su zancada estirando los músculos de las piernas, incluyendo el tendón de la corva, cuádriceps y los músculos de la cadera antes de caminar. Esto puede aliviar la rigidez en las piernas, permitiendo incrementar la longitud de la zancada.

Frecuencia de la zancada

Interesantemente, si das zancadas porque tienes piernas largas, entonces experimentaras una frecuencia menor de zancadas que alguien con piernas cortas. Esto es debido a que con piernas largas, se tarda más en promedio en hacer contacto con el suelo cada vez que pones una pierna en frente de la otra. Por lo tanto, aunque tener piernas largas puede significar mayor longitud de zancada, no necesariamente se traduce a una velocidad mayor al caminar. Esto es porque si das menos zancadas que una persona con piernas cortas, cubrirás tanto la misma distancia en un tiempo dado. Si deseas mejorar tu frecuencia de zancada, un ejercicio fácil es que un compañero te empuje levemente mientras caminas, explica el entrenador olímpico Dr. Nicholas Romanov. Esto te forzará a inclinarte hacia adelante, causando que instintivamente pongas un pie delante del otro más rápido mientras caminas y así incrementando efectivamente tu frecuencia de zancada.

Consideraciones

Es importante mencionar que aunque la longitud de las extremidades está vinculada con la velocidad máxima posible al caminar, no parece jugar un papel importante en la velocidad máxima más cómoda para caminar. Esta no se determina solamente por cuan rápido puedes caminar, sino en cuan rápido puedes caminar sin gastar una excesiva cantidad de energía. En pocas palabras, esto sugiere que aunque la gente con piernas largas caminan más rápido, no existe evidencia que indique que necesariamente caminan rápido diariamente, cuando no desean gastar mucha energía.

Más galerías de fotos



Escrito por adrian budhram | Traducido por maximiliano mimendi