Piernas cansadas el día después de correr

Si recién has comenzado un programa de entrenamiento para correr o estás intentando mejorar la distancia o el tiempo, es posible que sientas las piernas cansadas el día después de correr. Esto es normal, tus músculos necesitan tiempo para recuperarse y prepararse para el próximo entrenamiento. Sin embargo, puedes tomar algunas medidas para que los músculos de la pierna se recuperen con mayor rapidez y quizás mejores el rendimiento.

Conceptos básicos para la recuperación después de correr

Correr puede mejorar tu estado físico general y podría ayudarte a bajar de peso si ese es uno de tus objetivos. No obstante, si corres todos los días, los músculos no tienen la posibilidad de recuperarse. Los corredores principiantes deben descansar dos o tres días a la semana, mientras que los atletas experimentados sólo necesitan uno o dos días de descanso. Además, debes variar los entrenamientos: realiza trabajos de velocidad de alta intensidad algunos días y actividades de baja intensidad en otros.

Mantente hidratado

Cuando corres, un químico denominado ácido láctico se puede acumular en tus músculos, lo que causa fatiga muscular. Asegúrate de beber una abundante cantidad de líquidos para expulsar el ácido láctico de los músculos y mejorar la recuperación del ejercicio. No esperes a tener sed, ya que en este caso ya te encontrarías un poco deshidratado.

Nutrición

Algunos alimentos pueden acelerar la recuperación, así lo afirma el McKinley Health Center de la University of Illinois en Urbana-Champaign. El cuerpo necesita carbohidratos para recobrar la energía luego del ejercicio, en especial de ejercicios de alta intensidad como correr. Opta por alimentos y refrigerios que contengan proteínas, grasas y carbohidratos, pero asegúrate de que estos últimos representen el porcentaje más alto. Ten en cuenta los refrigerios integrales, como las barras de energía con frutas y frutos secos (nuts) u opta por comidas repletas de carbohidratos, como la pasta.

Consideraciones

Si no has cambiado tus zapatillas para correr durante varios meses, quizás es el momento de hacerlo; el calzado deportivo se desgasta rápidamente, en especial si entrenas muy duro. No uses las zapatillas para correr cuando practiques otros deportes; tenlas específicamente para correr. Aunque es normal sentir las piernas cansadas el día después de correr, si sigues fatigado, haz una consulta con el médico para asegurarte de que no estar experimentando daños a causa de un programa de entrenamiento demasiado intenso.

Más galerías de fotos



Escrito por j.m. andrews | Traducido por valeria d'ambrosio