¿Si pierdo peso naturalmente se puede reducir el tamaño de mi lengua?

Bajar de peso puede ayudar a reducir el tamaño de muchas partes del cuerpo, como las piernas, los glúteos, las caderas, los muslos y el estómago, pero no tu lengua. El tamaño de la lengua no tiene relación con la pérdida o el aumento de peso. Sin embargo, existen ciertas condiciones que pueden afectar su tamaño. Si comienzas a notar cambios en el tamaño de tu lengua, acude a un profesional médico reconocido.

Función

La lengua es un órgano muscular que te ayuda a masticar, tragar, hablar, cantar y degustar. Sin tu lengua, no serías capaz de comer ni de comunicarte con los demás. La parte delantera de la lengua tiene más flexibilidad para moverse que la parte posterior, y se sostiene en la boca gracias a una pequeña y suave pieza de tejido de piel, conocida como frenillo.

Disminución de la lengua

La lengua crece junto con el tamaño de la boca a medida que una persona se desarrolla desde la infancia y a través de la adolescencia. A partir del 2010, la única causa conocida que puede hacer que la lengua reduzca su tamaño es la radiofrecuencia, según el Doctor en Medicina Nelson B. Powell en la edición de septiembre del 2009 de "Clinical and Experimental Otorhinolaryngology" ("Otorrinolaringología clínica y experimental"). Para reducir el tamaño de la lengua, tendría que ser sometida a múltiples exposiciones de radiofrecuencia en el transcurso de cuatro a seis semanas. A veces, este procedimiento es realizado en pacientes que tienen apnea del sueño, que es una enfermedad en la que la lengua obstruye los conductos de aire, haciendo que la persona se despierte varias veces por la noche.

Agrandamiento de la lengua

La única otra ocasión en que el tamaño de tu lengua puede cambiar es si has tenido una reacción alérgica, lo que puede hacer que tu lengua se hinche y se haga más grande. La alergia a ciertos alimentos, como el pescado y los mariscos, puede causar que la lengua se hinche. La acromegalia también puede hacer que tu lengua se haga más grande de lo que es considerado como un tamaño promedio. El síndrome de Hunter también puede hacer que la lengua se vuelva más gruesa, junto con la nariz y los labios.

Consideraciones

Antes de comenzar un programa de pérdida de peso, habla con tu médico. Puede recomendarte o desaconsejar ciertos alimentos, ejercicios u otras estrategias de pérdida de peso. Si comienzas a notar cambios en tu lengua, aborda estas preocupaciones con tu médico, ya que podría tratarse de una reacción alérgica u otra afección.

Advertencia

Si tu lengua comienza a hincharse después de comer un alimento, busca atención médica inmediata, ya que esto puede poner en peligro tu vida. El pescado, los mariscos, los frutos secos y otros tipos de alimentos pueden hacer que tu lengua se hinche tan grande que podría bloquear las conductos de aire. Esto se conoce como un shock anafiláctico y puede ser potencialmente mortal.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin davis | Traducido por josé antonio palafox