¿Pierdes la habilidad para saltar?

La habilidad para saltar requiere no sólo fuerza, sino también potencia, que es una combinación de fuerza con velocidad. Para levantar el peso de tu cuerpo en el aire, los músculos deben contraerse rápidamente y con mucha fuerza. Los atletas pasan muchas horas entrenando para aumentar la altura de sus saltos. En varios deportes, como baloncesto y gimnasia, la habilidad de saltar te podría llevar al éxito. Sin embargo, puedes perder tu salto con la edad, inactividad o incluso por la forma en la que entrenas.

Tipos de fibras

Tu cuerpo tiene dos grandes grupos de fibras: lentas y rápidas. Las lentas, o de tipo 1, son responsables de los músculos que requieren resistencia, de acuerdo con el sitio de BBC. Cuando corres o andas en bicicleta en largas distancias, dependes de estas fibras para poder moverte por mucho tiempo sin cansarte. Las rápidas o de tipo IIA, se contraen de forma rápida y se usan para movimientos rápidos y explosivos, como saltar o rebotar. Estas fibras requieren mucha energía y se agotan rápidamente. La diferencia entre una fibra lenta y otra rápida es su tamaño. Las rápidas son más grandes y pueden generar más fuerza. Un tercer tipo, las fibras tipo IIB, tienen las características de los primeros dos tipos y se usan para movimientos que requieren fuerza y resistencia.

Edad

A medida que envejeces, pierdes masa muscular debido a la inactividad y a la pérdida selectiva del cuerpo en cuanto a las fibras rápidas. Luego de los 30, los músculos crecen menos densos y la grasa aumenta, de acuerdo con el libro de Thomas Brachle “Essentials of Strength Training and Conditioning”. El deterioro de las fibras rápidas lleva a una menos habilidades para generar fuerza rápidamente, impactando de forma directa en el salto. Cuando envejeces, pierdes potencia incluso más rápidamente que la pérdida de fuerza.

Entrenamiento con peso

Cuando levantas pesas, estás instruido para realizar movimientos lentos y controlados. Si bien esta técnica favorece el desarrollo de masa muscular y reduce el riesgo de lesión, se enfoca principalmente en las fibras tipo IIA y recluta sólo unas pocas fibras lentas. No usarás fibras rápidas haciendo estos movimientos. De acuerdo con “The Men’s Health Home Workout Bible", por Lou Schuler y Michael Mejia, perderás las fibras rápidas debido a la falta de uso. Cuando estas fibras se atrofian, pierdes el salto. Si cambias tu técnica a una que use movimientos rápidos y explosivos como en power cleans, hang cleans y jump squats, puedes revertir el deterioro de las fibras rápidas.

Restableciendo la habilidad para saltar

De acuerdo con “Playing Tennis after 50”, por Kathy Woods y Ron Woods, puedes revertir el efecto negativo de la edad en la pérdida de resistencia entrenando. Al sobrecargar los músculos y aumentar la demanda de ellos, puedes recuperar la fuerza y potencia. No necesitas usar pesas. Puedes usar tu propio peso, bandas de resistencia e incluso botellas de agua o latas de comida. Las articulaciones sufren y se desgastan durante los años. Los entrenamientos de bajo impacto como los saltos en arena o cajas, así como los ejercicios de salto en dos piernas en contraposición con los de una, pueden ayudarte a recuperar tu habilidad para saltar.

Más galerías de fotos



Escrito por kay tang | Traducido por mariela rebelo