Cómo pierden peso las mujeres en la parte media de su cuerpo

A medida que las mujeres envejecen, su metabolismo se ralentiza, lo que significa que la grasa tiende a acumularse a menos de que sean muy activas y coman una dieta muy baja en calorías. Después de la menopausia, la grasa tiende a acumularse alrededor de la mitad del cuerpo, en comparación con las piernas o los brazos. Sin embargo, puedes tomar medidas preventivas con la dieta y los ejercicios para reducir al mínimo o evitar .el aumento de peso en la parte media del cuerpo.

Dos tipos de grasas

Cuando piensas en la grasa del vientre, probablemente pienses en un rollo de grasa que puedes apretar con la mano. Eso se llama grasa subcutánea, ya que se encuentra justo debajo de la piel. La grasa de mayor preocupación para la salud es la grasa visceral, que se acumula alrededor de los órganos en el abdomen. La grasa visceral se asocia fuertemente con el riesgo cardiovascular y la diabetes. La genética y las hormonas pueden desempeñar los papeles más importantes dado que tienden a acumular más grasa visceral, ya que la dieta y los ejercicios sólo pueden tener un impacto menor en la grasa visceral, aunque pueden afectar en gran medida la cantidad de grasa subcutánea que se reúne alrededor de tu parte media del cuerpo.

Cambios en la dieta

Las mujeres pueden perder la grasa del vientre haciendo cambios importantes en su dieta, tales como porciones más pequeñas y la ingesta diaria de calorías reducida. Piensa en cuánto comes en la cena normalmente, por ejemplo y empieza a comer un poco menos, sobre todo los alimentos como pastas, pan y postres. La pérdida de peso tiene que ver con consumir menos calorías de las que se queman, así que empieza a contar calorías y fíjate dónde puedes hacer recortes. Otros consejos dietéticos para ayudar a las mujeres a perder la grasa del vientre es la reducción del consumo de grasas saturadas y sustituirlas por grasas insaturadas. Además, sustituye los hidratos de carbono simples, tales como la pasta de harina blanca y los refescos, con hidratos de carbono complejos, tales como frutas y verduras.

Más ejercicio

Los ejercicios diarios para quemar grasa, como caminar a paso ligero o correr, te ayudarán a perder peso. Sin embargo, si tiendes a retener la grasa en tu abdomen, esa puede ser un área donde debas comenzar a ver las primeras reducciones una vez que comiences a hacer ejercicio. También puedes realizar algunos ejercicios de vientre que pueden no quemar la grasa del vientre de inmediato, pero tonificarán los músculos abdominales para ayudar a aplanar el vientre. Un ejercicio que vale la pena probar es el conocido como "vaciamiento abdominal". Para empezar, ponte en cuatro patas y deja que tu vientre cuelgue mientras tomas una respiración profunda. Después de exhalar, empuja tu panza hacia arriba, como si estuvieras tratando de empujar el ombligo hacia la columna y mantén durante 10 segundos. Suelta y repite 10 veces. Debes sentir un endurecimiento en la cintura mientras sostienes tu vientre.

Consigue apoyo

Para bajar de peso y mantenerte en forma, es posible que debas rodearte de personas de apoyo. Anotar a tu familia en un enfoque saludable para comer es una gran idea y le servirá a todos. El cónyuge o pareja, al comer porciones más pequeñas, alimentos más saludables y hacer ejercicio, puede ayudar a mantener el rumbo. Los grupos de apoyo locales, particularmente los grupos exclusivamente de mujeres, también pueden ayudar a mantenerte enfocada en tu meta. Tu médico o tu hospital local pueden tener información sobre grupos de apoyo. Ve si tu médico te recetará los servicios de un dietista que pueda ayudarte a renovar tu dieta de una manera que aún puedas disfrutar de sabrosos, pero saludables alimentos.

Más galerías de fotos



Escrito por james roland | Traducido por juan ignacio ceviño