¿Se pierde primero agua o peso?

Después de comenzar un nuevo programa de dieta y ejercicio, muchas personas experimentan una caída repentina de peso corporal, a veces de más de 5 libras en una semana. Este cambio dramático es muy alentador y motiva a la gente a continuar con sus nuevos cambios en el estilo de vida. Sin embargo, generalmente después de dos o tres semanas la pérdida de peso se lentifica considerablemente, bajando entre 1 /2 libra y 2 libras de peso por semana. La dramática pérdida de peso durante la primera semana es generalmente el resultado de una pérdida de agua.

Ingesta de sodio

Generalmente, los regímenes de dieta implican una reducción en la cantidad de ingesta de alimentos procesados que a menudo están llenos de sodio. Los riñones excretan sodio en la orina si no se necesita. Sin embargo, si hay demasiada para que pueda ser evacuada por los riñones, entonces empieza a acumularse en la sangre lo que te hace retener agua. Al sustituir los alimentos procesados ​​con alimentos naturales sin procesar y aumentas tu consumo de agua, los riñones pueden empezar a eliminar el exceso de sodio y el peso del agua que lo acompaña, lo que dará como resultado una pérdida repentina de peso de agua.

Carbohidratos y peso de agua

Las dietas bajas en carbohidratos pueden dar lugar a una repentina disminución en el peso del agua durante sus etapas iniciales, ya que el almacenamiento de agua acompaña el almacenamiento de carbohidratos. Por cada gramo de hidratos de carbono que utiliza el cuerpo, se pierden aproximadamente 2,6 gramos de agua, según Jack H. Wilmore y David L. Costil autores de "Physiology of Sport and Exercise" ("Fisiología del deporte y el ejercicio"). Un agotamiento total de las reservas de carbohidratos puede causar una pérdida de 4 a 5 libras de peso.

Pérdida de grasa

La pérdida de grasa se ​​produce como resultado quemar más calorías de las que consumes. Una libra de grasa corporal equivale a 3.500 calorías. Para perder de 1 a 2 libras de grasa en una semana, requerirías un déficit de 500 a 1.000 calorías al día. Usualmente perder más de 2 libras en una semana significaría que estás perdiendo agua y masa muscular magra en lugar de perder el exceso de grasa, así que lo más probable es que lo ganes de nuevo.

Sugerencias

La forma más eficaz de perder peso de grasa es disminuyendo entre 250 y 500 calorías de consumo al día y quemando de 250 a 500 calorías al día a través del ejercicio y la actividad física. Evita las dietas de moda o choque ya que la mayoría dan lugar a la pérdida de agua y el peso será recuperado tan pronto como reanudes tu dieta regular. En su lugar, consume regularmente una dieta bien balanceada que consista en proteínas magras, granos enteros, frutas, verduras, productos lácteos bajos en grasa y fuentes de grasas no saturadas. También debes limitar el consumo de sodio a menos de 2.300 mg al día.

Más galerías de fotos



Escrito por heather hitchcock | Traducido por jane laury