Piensa saludable y positivamente

El poder de la mente para un estilo de vida saludable

Pensar en un buen estado puede ayudarte a alcanzar tus metas de bienestar.

El efecto placebo de los suplementos es importante, ya que aumenta el autoestima, el coraje y la idea de que la persona puede lograr una tarea que de otra manera no intentaría.

— Margery Segal, psicóloga clínica

Después de que una visita de rutina al médico revela hipertensión riesgosa, decides tomar tu salud en serio. Planeas comer más verduras, reducir la cantidad de comida rápida y visitar el gimnasio con más frecuencia. Pero ¿por qué no empezar con esa botella de multivitaminas que aumentan el metabolismo en tu armario de la cocina? En lugar de tomar café o zumo de naranja a la mañana siguiente, te tragas tu vitamina con un vaso de agua. Milagrosamente, se eleva tu ánimo y tus tenis parecen más tentadores. Tal vez hay algo en esas vitaminas después de todo. ¿O era simplemente tu mente?

El poder del placebo

Aunque tomar multivitaminas o suplementos puede no proporcionar ningún beneficio tangible, tomar la decisión consciente de incorporarlos en tu rutina puede ayudarte a establecer el camino correcto hacia el bienestar físico y mental.

"El efecto placebo de los suplementos es importante, ya que aumenta el autoestima, el coraje y la idea de que la persona puede lograr una tarea que de otra manera no intentaría", dice Margery Segal, una psicóloga clínica con licencia.

Si crees que has sido maldecido con un metabolismo lento, por ejemplo, y te dicen que una píldora placebo revolucionará tu metabolismo, vas a estar mejor dispuesto a elegir alimentos más saludables. Lo mismo puede ser cierto con el ejercicio. Si crees que te falta energía, es más probable que se diluya a medio camino con tu entrenamiento.

Aunque la investigación sobre la eficacia de los placebos en cambios en la dieta y acondicionamiento físico es limitada, numerosos estudios apuntan a los efectos positivos.

En un estudio publicado en "Perspectivas de la Medicina Biológica" en octubre de 2010, los investigadores compararon la acupuntura tradicional china y la acupuntura "falsa", en el que se insertaron agujas superficiales en puntos no perforados. Se detectó poca diferencia entre la eficacia de la acupuntura auténtica y la simulada. En una de las pruebas, por ejemplo, 100 pacientes con dolor de espalda crónico recibieron tratamientos de acupuntura con regularidad durante cinco semanas. De los pacientes que recibieron tratamiento de acupuntura simulada, el 44% respondió positivamente. La tasa de éxito para los pacientes que recibieron acupuntura auténtica fue sólo ligeramente superior, de 48%.

Si sucede lo mismo con la aptitud y el bienestar, simplemente creer que un suplemento dietético multivitamínico o un tratamiento alternativo puede aumentar tu energía, el metabolismo o el rendimiento deportivo pueden dar lugar a esos resultados.

"Tomar una decisión consciente para tomar una vitamina diaria es más un reflejo de la intención de una persona que cualquier otra cosa", dijo Tina Ruggiero, dietista registrada y autora de "La mejor comida de bebé hecha en casa en el planeta". "¿Esto conducirá a mejores opciones de alimentos? Quizás. No es lo mismo que ir de compras inteligentemente... o cocinar una comida saludable. Sin embargo, si se toma una vitamina, es el primer paso para la adopción de otros hábitos saludables, entonces yo diría que el individuo ha tenido un buen comienzo.

Toma suplementos dietéticos con precaución, sin embargo, ya que todos tienen el potencial de causar efectos secundarios adversos, sobre todo si tomas grandes dosis o utilizas suplementos que contienen estimulantes o ingredientes cuestionables.

Revertir el tren del pensamiento negativo

La industria estadounidense de dieta y pérdida de peso de más de $ 40 mil millones puede hacer difícil de creer que las mejoras de estilo de vida son posibles sin una píldora mágica o un plan de dieta. El reentrenamiento de tu mente para centrarse en pensamientos y creencias positivas es, a menudo, vital para el éxito significativo y duradero.

La hipnosis es una forma en que podrías lograr esto, según John McGrail, un terapeuta con licencia. La hipnosis crea un estado altamente sugestionable y centrado de la mente que se cree permite el acceso directo al subconsciente - donde la mayoría de tus sentimientos, hábitos y comportamientos se originan. Pero primero hay que desearlo, dijo McGrail.

"La mayoría de los clientes que realmente desean cambiar y están dispuestos a comprometerse a sí mismos y hacer el trabajo, lo hacen muy bien", dijo McGrail. "He tenido clientes que hacen fácilmente los cambios emocionales y de actitud que necesitan en tan sólo dos sesiones, y luego comienzan, y siguen un programa que resulta en la pérdida de más de 80 libras. Por el contrario, he tenido algunos que simplemente no tuvieron éxito después de muchas más sesiones.

Durante una sesión, el terapeuta te guía hacia el cambio de comportamientos, hábitos y emociones en función de tus deseos y necesidades. Si tu objetivo es comer más saludablemente, el terapeuta puede sugerir que te sientas lleno más rápido, comiences a comer alimentos nutritivos, y comas conscientemente, saboreando cada bocado. Si deseas ejercitar con más frecuencia, el terapeuta puede sugerir que te entusiasmes con las oportunidades para hacer ejercicio y disfrutar de las sensaciones que la actividad física proporciona.

Aunque el número y la duración de las sesiones varía, la hipnosis es generalmente considerada como una terapia a corto plazo, mientras que la psicoterapia es generalmente a largo plazo. La hipnosis también puede complementar otras formas de tratamiento.

La relación entre emociones y bienestar

El vínculo entre las emociones y el bienestar atrae la pregunta proverbial: "¿Qué vino primero: el huevo o la gallina?" dice Segal.

"Cumplir y mantener las propias metas de acondicionamiento físico puede llevar hacia el bienestar emocional", dijo Segal. "Además, el bienestar emocional puede llevar a cumplir y mantener las metas de acondicionamiento físico de uno mismo. En ambos casos, el comportamiento y la motivación son de suma importancia para el éxito de los objetivos del bienestar.

El estrés del trabajo y de la pareja, la ira, el aburrimiento, el miedo, la tristeza, la soledad, la ansiedad y la fatiga pueden alterar tus metas de salud y bienestar, sobre todo si vives con la creencia de que cambiar tu peso, el tamaño de los pantalones o la apariencia es la clave de la felicidad o la solución a todos tus problemas. Una encuesta en línea mostró que el 90% de las 17.000 personas que hacen dieta sin éxito vuelven a caer en patrones de alimentación menos saludables debido a problemas emocionales, de acuerdo con el artículo de "Good Housekeeping" en mayo de 2011.

Comer emocionalmente es una forma de "rellenar" tus verdaderas emociones, y por lo tanto no resolverlas, dice Segal.

Si has aprendido a utilizar los alimentos como un mecanismo de supervivencia, busca otras maneras de manejar el estrés y las emociones negativas, como la psicoterapia, la meditación o la mediación en los conflictos, en lugar de "comerlos".

El letargo, la depresión y el aumento de peso también pueden deberse a enfermedades, como de la tiroides y la depresión clínica, por lo tanto discute los síntomas severos con tu médico y hazte un chequeo anual.

Piensa con moderación

Sobrepensar tus metas de bienestar puede ser igual o peor que hacerles frente.

"Algunas personas se obsesionan [más] para alcanzar sus objetivos a la perfección, y ya que no hay tal cosa como el perfecto, nunca pueden estar satisfechos", dijo Segal.

La obsesión sobre la nutrición o la dieta puede provocar o indicar problemas graves, como trastornos alimenticios y de ansiedad.

Si decides contar cada caloría, por ejemplo, es más probable que experimentes la frustración, la ansiedad y darte por vencido. Una dieta altamente restrictiva es una "trampa", según Ruggiero. "Vas a tropezar, caer, darte atracones y reiniciar el ciclo vicioso de nuevo.

En su lugar, hazle frente a tus objetivos de forma gradual. Haz todo lo posible para tomar decisiones alimenticias saludables e incorporar algún tipo de actividad física la mayoría de los días. Senderismo con amigos, pasear a tu perro, bailar y tomar las escaleras en lugar del ascensor puede ser tan valioso como correr sobre la cinta. Permitir los gustos ocasionales, como las patatas fritas o el helado, puede evitar un sentimiento de privación, frustración y abandono.

"El logro de pequeños hitos en el camino hacia la buena salud se convertirá en hábitos que puedes mantener en el tiempo, y eso es clave", dijo Ruggiero. "Olvida el enfoque de todo o nada. Gana la carrera a un ritmo lento y constante.

Foto: Jupiterimages/Polka Dot/Getty Images

Más galerías de fotos



Escrito por august mclaughlin
Traducido por sofia loffreda