Piel sumamente seca en el rostro

La piel seca puede conducir a una gran cantidad de otros problemas como las líneas finas y las arrugas, la descamación y los parches ásperos. Pero con una buena rutina de limpieza y productos humectantes específicos, puedes combatir la piel seca durante todo el año sin pasarte a la categoría de la piel grasa.

Usa productos suaves y humecta siempre

Comienza por evaluar tu rutina de cuidado de la piel. Usa siempre agua tibia y no caliente para calmar la piel y no despojarla de sus aceites. Usa un producto de limpieza suave y sin jabón, libre de fragancias y otros aditivos abrasivos. Prueba usando, de ser posible, un producto de limpieza en crema, especialmente uno con ceramidas. Las ceramidas son moléculas grasas que ya se encuentran en la superficie de la piel y que ayudan a retener la humedad natural de la piel. Sigue tu rutina de limpieza con una loción que tenga filtro solar e ingredientes hidratantes como glicerina, aceite mineral, manteca de karité, ácido hialurónico o esteárico. Por la noche, considera usar una fina capa de vaselina -un humectante- para sellar la humedad y reponer la piel durante la noche. También es una buena idea aplicar un humectante cada vez que sea posible para incrementar la humedad que está en el aire y dejar que penetre en tu piel.

Más galerías de fotos



Escrito por ruth altman | Traducido por irene cudich