¿Por qué es mi piel tan seca?

Si estás cansado de descamaciones, grietas, irritación, picazón, todos ellos síntomas de la piel seca, el alivio está a tu alcance. La mayoría de las veces la piel seca es causada por los estilos de vida y las condiciones ambientales, las cuales pueden ser modificadas. Aunque es posible que desees ser evaluado por un dermatólogo si experimentas severa resequedad crónica, puedes estar seguro de que la mayoría de las enfermedades de la piel son fáciles de tratar.

Causas

Una de las principales causas de la piel seca son las temperaturas extremas con poca humedad. Para empeorar las cosas, estas temperaturas a menudo requieren el uso de acondicionadores de aire y de dispositivos de calentamiento del aire, como las estufas de leña y la calefacción central, que también causan sequedad en la piel. Otros culpables de la piel seca son la exposición al sol, los frecuentes baños o duchas calientes, los jabones y detergentes de lavado agresivos, y condiciones de salud como pueden ser trastornos de la tiroides y la soriasis.

Síntomas

Si tu piel es seca, puede tener una apariencia arrugada, encogida, deshidratada o escamosa. A veces, la piel seca puede llegar a ser tan delicada que se pone roja y se producen profundas fisuras que pueden sangrar, según Mayo Clinic. La piel seca puede ser también provocar comezón intensamente de manera regular y sentirse particularmente tensa después de estar expuesta al agua.

Tratamiento

La adopción de medidas preventivas es la mejor manera de reducir las molestias asociadas con la piel seca. Por ejemplo, toma baños y duchas cortas con agua tibia en lugar de caliente, el agua puede ayudar a la piel a retener más de su humedad natural. También considera el uso de un limpiador o de un jabón suave hecho para pieles sensibles. Asimismo, masajear suavemente la piel seca y luego aplicar crema hidratante mientras la piel está todavía húmeda puede ayudar a atrapar la humedad en las células de la piel. Para aumentar la humedad en tu piel, utiliza lociones espesas y libres de alcohol, cremas y pomadas, que son más efectivas que las lociones ligeras y no grasas. Otras medidas indirectas para mantener la piel más hidratada incluyen beber mucha agua y usar un humidificador en una casa seca.

Cuándo acudir con el médico

Consulta con un médico si tu piel no mejora a pesar de los intentos de mantenerla hidratada. Asimismo, buscar ayuda si tu piel seca está rojiza, descamada o agrietada en grandes superficies, o si tiene llagas o infecciones. Además, es posible que necesites recibir tratamientos adicionales si tu piel seca es causada por una condición subyacente como el hipotiroidismo.

Complicaciones

La piel seca que no es adecuadamente cuidada puede conducir a peores condiciones de la piel, según Mayo Clinic. Una de estas condiciones es la dermatitis atópica, o eccema, la cual causa enrojecimiento, inflamación y agrietamiento. Otra causa puede ser la foliculitis, que es una inflamación en los folículos pilosos. Potencialmente más peligrosa es la celulitis, una infección bacteriana de los tejidos de la piel que podría entrar en los vasos sanguíneos y en el sistema linfático.

Más galerías de fotos



Escrito por christa miller | Traducido por tere colín