Piel seca enrojecida entre los dedos

La piel seca, conocida de manera médica como xerosis, constituye un problema común, en particular en climas secos, o con temperaturas sumamente altas o bajas. La exposición al sol y al viento pueden resecar las manos, y volverlas ásperas y escamosas; además, puede provocar picazón. Las manos secas en extremo pueden tornarse rojas y descamarse, en particular entre los dedos. Remedios de venta libre tales como lociones humectantes para manos o cremas a base de cortisona pueden aliviar el problema.

Causas


La piel seca puede deberse a factores medioambientales.

La piel seca en las manos y entre los dedos puede tener origen en una predisposición genética o en fluctuaciones hormonales, tales como las que son comunes durante la gestación o la menopausia. Asimismo, los factores medioambientales pueden constituir otra circunstancia habitual que incida en la afección. Limpiar con agua caliente o limpiadores abrasivos sin usar guantes de goma puede crear o exacerbar el problema. Las manos pueden resecarse aún más en verano o en invierno, en especial si pasas mucho tiempo al aire libre sin usar guantes o pantalla solar.

Síntomas


El resecamiento de la piel ocurre con más frecuencia en las manos.

De acuerdo al sitio web de hospitales y clínicas de la Universidad de Iowa, el resecamiento de la piel ocurre de manera más común en las manos, brazos y piernas. La piel seca entre los dedos puede originarse a causa de una dermatitis o eczema, en la cual la piel se torna de color rojo o marrón oscuro, produce picazón y puede agrietarse y sangrar debido a la falta de humedad, o a los raspones. El eczema se da con frecuencia en la niñez; sin embargo, en algunos casos puede aparecer por primera vez en adultos.

Tratamiento


Usa una crema humectante en las manos.

Sanar la piel seca y enrojecida entre los dedos puede ser tan simple y económico como usar una crema reparadora para manos, o una loción corporal espesa. Algunas personas se frotan vaselina en las manos, y dejan que actúe durante toda la noche con guantes de algodón. Las lociones que contienen aceite de oliva, áloe vera o lanolina pueden ser particularmente emolientes. En la ducha, usa un gel de baño formulado con cacao o manteca de karité, en lugar de un jabón de tocador común, y reemplaza tu jabón de manos antibacterial por un envase del mismo gel corporal. Visita a un dermatólogo si los remedios caseros y los cambios en el estilo de vida no son de ayuda.

Prevención/Solución


Evita los jabones antibacteriales y desodorantes.

Siempre usa guantes de goma o látex al utilizar limpiadores químicos o abrasivos, o agua caliente, en la limpieza doméstica. Toma duchas tan breves y frías como sea posible. Evita los jabones antibacteriales y desodorantes, los cuales pueden ser demasiado agresivos para un lavado de manos regular. Bebe al menos ocho vasos, o 64 onzas, de agua diarios para ayudar a mantener tus manos hidratadas desde el interior.

Consideraciones


Evita el agua caliente.

Si los tratamientos sencillos y económicos, junto con las medidas preventivas, no surten el efecto esperado, evalúa tus síntomas persistentes con el fin de buscar indicadores de una posible afección. Un dermatólogo puede diagnosticar la causa de la piel seca entre los dedos. Infecciones frecuentes o resfríos que ocurren de manera simultánea con una piel seca en exceso pueden resultar una señal de algún desorden autoinmune serio. Consulta a un médico, en especial si notas otros signos de salud deficiente.

Más galerías de fotos



Escrito por ann jones | Traducido por sofia elvira rienti