¿Tener la piel seca durante el primer trimestre del embarazo es normal?

El primer trimestre del embarazo viene con muchos cambios en el cuerpo, incluyendo una mayor propensión a la piel seca. Además de ser molesto, la piel seca es más vulnerable a la infección, por lo que es más importante evitarla desde el principio. Si la piel seca afecta a pesar de tus mejores esfuerzos, el tratamiento simple y efectivo por lo general se puede realizar en casa.

Causas

La piel puede volverse más seca de lo normal durante el primer trimestre del embarazo, por dos razones principales. En primer lugar, el aumento de las hormonas del embarazo puede hacer que los aceites de la piel actúen de forma extraña. A veces la piel produce más grasa, lo que conduce al acné. La lucha contra los brotes lavándote más a menudo conduce a la sequedad. Otras veces, las hormonas hacen que la piel produzca menos grasa, causando sequedad y menos elasticidad. La piel seca también puede resultar de la pérdida de fluidos corporales. Una embarazada necesita más líquidos de lo habitual para mantenerse al día con el aumento de suministro de sangre y los requisitos del bebé en desarrollo. La ingesta insuficiente de líquidos puede causar sequedad de la piel.

Prevención

Hay varias cosas que se pueden hacer para prevenir la piel seca. Mantente hidratada bebiendo suficiente agua y otras bebidas sin cafeína durante el día. Come grasas buenas, como las que se encuentran en el aceite de oliva, los aguacates y las nueces. Usa un jabón suave o limpiador sin jabón, y limpia la piel sólo cuando sea necesario. Seca la piel en lugar de frotar después de salir de la ducha o la piscina. Finalmente, después del secado, utiliza una loción hidratante suave, de preferencia uno sin aromas ni colorantes, lo que ayudará a retener la humedad en la piel.

Tratamiento

En la mayoría de los casos, la piel seca puede ser tratada fácilmente con una loción hidratante de venta libre y mediante el aumento de la ingesta de agua. Los tratamientos con receta también están disponibles para los casos graves. Además, limita el tiempo de permanencia en un baño o una ducha para minimizar la pérdida de los aceites naturales que mantienen la piel hidratada. El uso de un humidificador también puede aumentar la humedad de la piel.

Complicaciones potenciales

La piel seca puede convertirse fácilmente en la piel con picazón, lo que lleva a los arañazos. Rascarse puede causar pequeños desgarros en la piel, abriendo la posibilidad de infección o cicatrices. Si existe un historial personal o familiar de eccema (pieles escamosas que pican) la piel seca puede promover brotes de eccema. La irritación de la piel relacionados con el eccema crea grietas que son propensas a la infección. La piel seca severa debe ser evaluada por un médico para determinar si un tratamiento más agresivo es necesario.

Más galerías de fotos



Escrito por roxanne maas | Traducido por daniela laura arjones