Piel seca y caída del cabello

La piel y el cabello son el reflejo de una dieta equilibrada y nutritiva. La piel limpia, húmeda y brillante es una señal de una nutrición óptima. El cabello flexible, brillante y vibrante muestra tu salud interna. Aunque la nutrición es importante para mantener una piel y un cabello más saludables, algunos factores no se pueden controlar. La piel se reseca más a medida que envejeces, y la genética determina en gran manera cuánto cabello conservas. Una buena dieta no puede revertir este proceso de envejecimiento natural, pero puede mantener tu piel y tu cabello lo más saludables posible.

Vitaminca C


La vitamina C que se encuentra en los pimientos morrones nutre la piel y el cabello.

Las glándulas sebáceas segregan una sustancia aceitosa que nutre y humecta la piel y el cabello. La capacidad de las glándulas sebáceas para producir aceites depende de un adecuado suministro de vitamina C. Obtén esta vitamina de los pimientos morrones (bell peppers), col silvestre (collard greens), col rizada (kale), frutillas (strawberries), papaya, kiwi, brócoli, naranjas y pomelos (grapefuit).

Vitaminas B

Las vitaminas B, como la biotina, el ácido pantoténico y el ácido fólico, están asociadas con una piel y cabello saludables. Las vitaminas B son esenciales para la formación de glóbulos rojos. Los glóbulos rojos proporcionan una constante fuente de oxígeno y nutrientes al cabello y la piel. Las mejores fuentes de vitaminas B son las semillas de girasol, las avellanas, los maníes, la avena, los huevos, el germen de trigo, el atún fresco y el salmón.

Vitamina E


La vitamina E en los aguacates atrapan la humedad.

La vitamina E es importante para mantener una piel y cabello saludables. Los mejores alimentos fuentes de vitamina E son los aceites vegetales, las almendras, los piñones, el germen de trigo, los aguacates (avocados) y las batatas. Además de consumir alimentos ricos en vitamina E, puedes hacer tratamientos caseros para la piel sca. En "Natural Beauty at Home" ("Belleza natural en casa"), su autora Janice Cox afirma que los aguacates contienen vitamina E que nutre la piel y fitoesteroles, que son similares a los lípidos de tu piel. Para hidratar el cabello seco, la autora sugiere pisar aguacate para formar una pasta y aplicarla sobre el cabello limpio y húmedo. Para la piel seca, mezcla un par de cucharadas de aguacate con una cucharada de plátano pisado y una yema de huevo y úsala como mascarilla humectante.

Magnesio

El magnesio facilita la liberación de energía de los alimentos. Ayuda a que el cuerpo absorba los nutrientes necesarios para nutrir la piel seca y el cabello afinado. Los niveles adecuados del mineral magnesio son especialmente importantes para un crecimiento saludable del cabello. Las mejores fuentes de magnesio incluyen cacao en polvo, nueces (nuts) de Brasil, semillas de girasol, castañas de cajú, avellanas y semillas de soja (soybeans).

Cinc

Una deficiencia de cinc puede contribuir a la caída del cabello. El mineral es necesario para un flujo óptimo de sangre y oxígeno en el cabello. El cinc también mantiene la piel saludable protegiéndola contra los radicales libres que la dañan y secan. Puedes encontrar el cinc en ostras, semillas de calabaza (pumpkin), nueces de pacana, cangrejo, queso parmesano, algas marinas, hígado y carne de res.

Más galerías de fotos



Escrito por yasser bailey | Traducido por maria eugenia gonzalez