Piel roja y manchada en la frente por usa un sombrero

Un elegante sombrero puede ser el toque final de un atuendo, sin contar el rol que desempeña usar la prenda correcta en la cabeza para mantenerte fresco o caliente. Sin embargo, algunas personas descubren que desarrollan manchas y enrojecimiento en la frente después de usar sombreros. Existen varias posibles explicaciones a este problema.

Miliaria

La miliaria o irritación por el sudor, es un tipo de irritación que ocurre cuando se obstruyen los conductos sudoríparos de la piel. El sudor se filtra hacia la piel, provocando que ésta se inflame. Cualquier cosa que atrape el sudor y obstruya los conductos, puede causar miliaria. Por ejemplo, suele ocurrir con frecuencia en las espaldas de los individuos que permanecen mucho tiempo acostados en climas cálidos. De la misma forma, los conductos del sudor en la frente pueden ser obstruidos por un sombrero. La miliaria aparece como sarpullido rojo, con frecuencia con pequeñas lesiones ampulosas.

Dermatitis

La piel roja e irritada también puede ser el resultado de una dermatitis. En el caso de la dermatitis provocada por usar un sombrero, la posible culpable es la dermatitis de contacto. Ésta ocurre cuando la piel entra en contacto con un irritante. En el caso de un sombrero de tela, la tela de lana puede causar dermatitis. Otras posibles causas incluyen una reacción a compuestos químicos, como el detergente para ropa. Un pequeño número de personas quizás sean alérgicas a los materiales que componen la banda del sombrero, como la piel.

Tratamiento

Tanto la miliaria como la dermatitis por contacto, son fáciles de tratar. En el caso de la miliara, la calamina y los esteroides tópicos suaves pueden aliviar la irritación y reducir el enrojecimiento. Algunos casos de miliara pueden tener cierto componente bacteriano, en cuyo caso, el doctor puede recomendar medicamentos antibióticos. La dermatitis con frecuencia se trata con corticosteroides. Los remedios que enfrían y alivian el área afectada, como las compresa frías y las cremas hidratantes, pueden ayudar a aliviar la incomodidad causada por la dermatitis.

Evitar la irritación

El factor más importante para evitar la irritación es limitar la exposición al irritante. En el caso de la miliaria, esto significa evitar la obstrucción de los conductos sudoríparos. Si la obstrucción es provocada por el sombrero, el usuario debe quitárselo con frecuencia, probar con posiciones o estilos de sombrero distintos o simplemente no usar uno. También es recomendable evitar ambientes cálidos y húmedos, si es posible. En el caso de la dermatitis por contacto, cambiar de sombrero puede ayudar al usuario a encontrar una prenda que no provoque irritación.

Más galerías de fotos



Escrito por james holloway | Traducido por eduardo moguel