Piel pelada y agrietada

Con la epidermis pelada y agrietada, la capa externa de la piel se daña. El tratamiento en el hogar suele ser suficiente para reducir los casos simples de este tipo de problemas. Pero debido a que la piel pelada y agrietada puede ser síntoma de algo más, una visita al médico puede ser una buena decisión. El diagnóstico puede determinar el tratamiento apropiado.

Causas

Una variedad de factores pueden causar que la piel se pele y agriete. La exposición al sol y el clima seco a menudo conducen a la descamación, según la Mayo Clinic. Las infecciones como el pie de atleta son otra causa. Otras causas incluyen reacciones alérgicas, trastornos del sistema inmune y ciertos tipos de cáncer. Las personas mayores de 65 años son más propensas a desarrollar piel seca que puede causar descamación y agrietamiento.

Síntomas

Las grietas y descamación pueden ser síntomas de una infección o trastorno médico. En el pie de atleta, una infección por hongos, la piel se puede pelar o agrietar entre los dedos de los pies o en las plantas. Una persona con psoriasis puede tener parches de piel seca y descamación en las rodillas y los codos. El eccema puede causar manchas rojas y secas de la piel en cualquier parte del cuerpo.

Complicaciones

Las áreas grandes o persistentes peladas y agrietadas pueden infectarse, sobre todo si la persona se rasca o toca la zona afectada. Aparte de la infección, dolor y sangrado, otras complicaciones pueden surgir por la piel dañada. Las personas con problemas de salud tales como la diabetes pueden ser propensas a la infección por grietas o descamación de la piel.

Tratamiento

El cuidado en el hogar de la piel agrietada y con escamas consiste en hidratar la piel con cremas hidratantes comerciales que contengan ingredientes como la manteca de karité o vaselina. Las cremas sin receta que contienen ácido láctico pueden ayudar a aliviar la piel seca dañada. Si la afección es causada por bacterias u hongos, el médico puede recetar medicamentos para tratar la infección subyacente.

Prevenir

Evita que la piel se agriete y pele practicando una buena higiene, protegiendo la piel de las duras condiciones ambientales o enfermedades infecciosas y manteniendo la piel hidratada. Alguien con apariciones regulares de piel seca debe evitar pasar largos períodos en el agua caliente. El uso de jabones suaves también ayuda, ya que los jabones fuertes pueden secar la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por bridget coila | Traducido por verónica sánchez fang