Piel escamada en las manos y los dedos

La piel escamada en tus manos y dedos puede causar dolor, en especial cuando tu piel se pone en carne viva. Desde el clima hasta ciertas afecciones médicas pueden hacer que la piel de tus manos y dedos se escame. Si no estás segura de la causa exacta, puede que debas visitar a tu dermatólogo para obtener un diagnóstico exacto.

Identificación

Cuando la piel de tus manos y dedos comienza a escamarse, puedes notar que las escamas pueden estar rojas donde la piel está pelada. Puedes sentir picazón debido a la irritación y sequedad de la piel. Puede dolerte doblar o mover tus mano frecuentemente ya que la piel puede sentirse muy tirante. Las heridas abiertas en tus manos por el escamado de la piel hace que ésta sea más susceptible a las infecciones.

Factores ambientales

El clima frío y seco, así como demasiada exposición al sol, pueden quitar la humedad de tu piel, según la American Academy of Dermatology. La academia expresa que es muy común que tus manos muestren los efectos del ambiente en el que vives. Lavar con frecuencia las manos, en especial en los meses de invierno, puede resecarlas, haciendo que la piel se escame. Sumergir tus manos en agua caliente de forma regular también puede secar la piel, ya que elimina la producción natural de aceites esenciales de tus manos y dedos.

Afecciones médicas

Una variedad de afecciones médicas pueden causar que la piel de las manos y los dedos se escame, según la Clínica Mayo. Las infecciones por hongos, como la tiña crural o el pie de atleta, pueden producirse en las manos causando picazón y piel escamada, en especial entre los dedos. Las reacciones alérgicas pueden hacer que la piel de tus manos y dedos se pele. El eczema dishidrótico puede causar que la piel de tus manos y dedos se escame, se ampolle y se sienta caliente al tacto.

Prevención y solución

Si los factores ambientales están causando que tu piel se seque, aplica una humectante a tus manos y dedos con frecuencia. Humectar tus manos y dedos puede ayudar a evitar que la piel se reseque, según lo expresa la American Academy of Dermatology. Usar guantes cuando estás en el exterior también puede ayudar a proteger tus manos y dedos de la sequedad y las grietas. Si una afección médica causa que la piel de las manos y los dedos se escame, consulta a tu médico sobre las posibles opciones de tratamiento.

Advertencia

Si las escamas comienzan a mostrar signos de infección, como pus, supuración de líquido o costras, consulta a tu médico de inmediato. Éste podrá recetarte un medicamento tópico para tratar la infección y ayuda a humectar la piel al mismo tiempo. Nunca arranques la piel escamada ya que esto puede causar infecciones y empeorar la afección de la piel.

Más galerías de fotos



Escrito por kristin davis | Traducido por maria eugenia gonzalez