Cómo tener una piel buena y sana

Aunque algunas personas son bendecidas con buenos genes, la piel sana realmente comienza con un estilo de vida saludable. El cuidado adecuado de la piel, una dieta bien balanceada y hasta el manejo del estrés no sólo pueden combatir el proceso del envejecimiento, sino que también mejoran la apariencia general de la piel. Al tomar decisiones de estilo de vida inteligentes, a menudo puedes mantener ese brillo juvenil.

Nivel de dificultad:
Moderadamente fácil

Necesitarás

  • Bloqueador solar
  • Crema humectante

Instrucciones

  1. Comienza a usar protector solar. Las clínicas aconsejan usar protector solar siempre que estés en el exterior. Elije los protectores solares, cremas hidratantes y maquillaje con un SPF, o factor de protección contra el sol, de 30 o más.

  2. Reduce tu tiempo de ducha. Según la Clínica Cleveland, el agua caliente, junto con jabones de barra, en realidad pueden disminuir la cantidad de aceite en la piel. La mayoría de la gente puede bañarse en tan sólo cinco a 10 minutos, así que trata de mantener la ducha y los baños en intervalos cortos.

  3. Use un limpiador suave en la piel. Los limpiadores suaves no deberían secar la piel como los astringentes y exfoliantes. Busca los productos que son hipoalergénicos y hechos con agua purificada, lauril sulfato de sodio y glicerina, así como los que son libres de fragancias.

  4. Invierte en una crema hidratante. Tanto las mujeres como los hombres deben hidratar la piel todos los días, anima la Clínica Cleveland. Aplícala inmediatamente después de ducharte para obtener mejores resultados.

  5. Toma nota de tu técnica de afeitado. Afeitarse puede hacer estrago en la piel, por lo que debes utilizar buenas técnicas de afeitado en todo momento. Se recomienda aplicar cremas previas al afeitado antes de afeitarse, así como cambiar periódicamente las cuchillas de tu razuradora. También debes afeitarte en la dirección del crecimiento del pelo y nunca apretar la piel al pasar la navaja de afeitar.

  6. Mantén una dieta bien balanceada. Las dietas ricas en frutas, verduras, granos enteros y carnes magras pueden fomentar una piel sana. Incorpora manzanas, peras, melones, cerezas, espinacas, espárragos, cebolla, apio, legumbres, pescado y nueces en tu dieta, ya que estos alimentos son considerados buenos para la piel.

  7. Evita fumar tabaco. Las sustancias cancerígenas en los productos del tabaco pueden reducir los vasos sanguíneos, lo que priva a la piel de nutrientes. Con el tiempo, esto daña la piel y causa el envejecimiento prematuro, de acuerdo con la Clínica Cleveland.

  8. Cuida tus niveles de estrés. La American Academy of Dermatology señala que el estrés puede aumentar la actividad de los vasos sanguíneos en la piel. Esto no sólo empeora las condiciones comunes de la piel, como el eczema, la rosácea y el acné, pero también puede dañar la piel, provocando líneas finas y arrugas.

  9. Mantente hidratado. La adecuada hidratación ayuda a transportar nutrientes por todo el cuerpo, así como a eliminar las toxinas, que pueden mejorar la apariencia de la piel. Los fluidos básicamente enriquecen la piel de adentro hacia afuera, así que bebe al menos 64 onzas de agua cada día.

Consejos y advertencias

  • Además de usar protector solar, considera usar camisas de manga larga, sombreros y gafas de sol cuando vayas a pasar períodos prolongados en el sol, especialmente durante las horas pico.
  • La Clínica Cleveland también recomienda bajar la temperatura de tus duchas y baños para minimizar la sequedad.
  • Utiliza diferentes cremas hidratantes para las diferentes estaciones. Los meses de invierno pueden necesitar cremas más pesadas, de acuerdo con la Clínica Cleveland. Los hidratantes ligeros son mejores en los meses de verano.

Más galerías de fotos



Escrito por dana severson | Traducido por ariadna delgado