Pie plano y baile

El pie plano es cuando el arco de tu pie está plano, permitiendo a todo tu pie tocar el piso. Esta condición es común y usualmente sin dolor, pero puede impactar tu habilidad de participar en actividades atléticas como el baile. No hay cura para el pie plano, pero hay ejercicios que puedes hacer para ayudar a que tus pies permanezcan fuertes y sin dolor cuando bailes.

Causas del pie plano

Hay muchos factores que pueden causar pie plano. Los arcos en tus pies se forman por los tendones fortalecidos y contraídos; si dichos tendones se dañan por lesiones o enfermedades, el arco caerá y creará un pie plano. Otras causas incluyen la genética y anormalidades como un hueso extra en el pie. Las personas que tienen pie plano naturalmente, tendrán mejores tiempos al adaptarse a las demandas del baile, mientras que aquellos que lo tienen debido a lesiones, requerirán ejercicios extra para ajustarse a la condición.

Ejercicios

Independientemente del motivo por el que padezcas pie plano, hay ejercicios para ayudar a fortalecer tus tendones, lo que ayudará a hacer puntas, flexionar y equilibrarte, todas actividades involucradas en cualquier estilo de baile. Recoge objetos con los dedos del pie, después fíjate qué tan lejos puedes lanzarlos. De manera alternativa, puedes intentar apilar objetos usando los dedos del pie. Un ejercicio de flexión y relajación, apretando el pie como si estuvieras tratando de hacer un puño, luego relajándolo, ayudará a fortalecer los tendones de la planta del pie y ayudará con los movimientos de baile que requieren los pies en punta. También puedes caminar en puntas para ayudar a fortalecer ambos pies.

Sobrepronación

La sobrepronación es una de las complicaciones más comunes que resultan del pie plano, colocando tensión inmediata en tus tobillos y lanzando tus rodillas y caderas fuera de alineación. Esto puede dar más estrés de lo normal a tu cuerpo mientras bailas. Como resultado, si eres bailarín con pie plano, necesitas tener más cuidado en cómo pisas y cómo apoyas tu peso con cada paso.

Dolor

Si estás bailando y tienes esta condición, o si lo estás desarrollando debido a la edad, puedes experimentar algunas incomodidades iniciales hasta que los tendones en tus pies se fortalezcan lo suficiente para apoyarte durante el baile. Pero si experimentas dolor regular y consistente al bailar, puede haber un problema mayor. Visita a tu médico para determinar cuáles pueden ser las causas del dolor excesivo y encontrar un tratamiento apto para ti.

Más galerías de fotos



Escrito por katie strzeszewski | Traducido por arcelia gutiérrez