Mi pie "abofetea" el piso cuando corro

Si tu pie golpea el piso de manera que hace un ruido parecido al de una bofetada mientras caminas o corres, puede ser que tengas pie caído, lo cual es causado por una debilidad o parálisis de los músculos usados para levantar la parte frontal del pie. Hay varias causas diferentes de este problema y usualmente están relacionadas a una de las siguientes: trastorno del sistema nervioso central, trastorno o daño en los músculos, y trastorno o daño en los nervios. El pie caído puede ser temporal; sin embargo, algunas causas son irreversibles y pueden ocasionar pie caído permanentemente.

Síntomas

El abofeteo de tu pie sobre el piso es un síntoma clásico del pie caído. Otros síntomas incluyen los siguientes: arrastrar tu pie mientras caminas, tener que levantar más tu muslo cuando caminas para prevenir que tropieces y la dificultad de levantar la parte frontal de tu pie.

Causas

El daño a los músculos o nervios que controlan el pie y el tobillo seguido pueden causar que tengas dificultad para levantar tu pie. El daño puede ocurrir por un traumatismo o una cirugía en la rodilla o la cadera, lo que puede ejercer presión en los nervios corriendo desde estas estructuras anatómicas. Las enfermedades como la diabetes y la enfermedad vascular periférica también pueden causar daño a los nervios. La distrofia muscular puede causar pie caído porque es un grupo de trastornos hereditarios que causan la debilidad progresiva de los músculos. Los músculo son extremadamente susceptibles al daño secundario por una deficiencia genética de la proteína distrofina del músculo. Los trastornos que afectan la médula espinal, como la esclerosis múltiple o la esclerosis lateral amiotrófica pueden causar pie caído. La esclerosis múltiple ocurre cuando tu sistema inmunológico destruye la mielina: un aislante que rodea los nervios, dando como resultado un bloqueo o la ralentización de los mensajes que viajan a lo largo del nervio. La esclerosis lateral amiotrófica ocurre cuando las células nerviosas que controlan el movimiento de tus músculos mueren gradualmente causando que tus músculos se debiliten progresivamente y comiencen a atrofiarse.

Treatment

El tratamiento para el pie caído variará dependiendo de las causas. La terapia física puede ser usada para enseñarte ejercicios que fortalezcan tus músculos y que también mejoren el rango de movimiento de tu pie. La estimulación nerviosa puede ayudar a los nervios afectados causando que tu pie se mantenga saludable por medio del mejoramiento de la conducción de señales a tus músculos. Los aparatos ortopédicos y las férulas pueden ayudar a sostener tu pie en la posición apropiada; o un cirujano puede fusionar permanentemente el tobillo y los huesos del pie para mejorar tu marcha.

Conclusión

Debido al hecho de que existen varias causas diferentes, es importante que un médico investigue las causas de tu padecimiento en particular para excluir otras posibilidades que alteren tu vida. El pie caído puede ser señal de algo más grave. Los cultivos, estudios de laboratorio adicionales y las pruebas de imagenología pueden ser necesarios para llegar a la raíz del problema.

Más galerías de fotos



Escrito por ronald mclendon, jr. | Traducido por maria del rocio canales