Pestañas frágiles

Las pestañas sirven para proteger los ojos, pero a veces las propias pestañas necesitan un poco de protección, así como un poco de mantenimiento. Tal es el caso cuando se vuelven frágiles. Un número de factores puede conducir a pestañas frágiles, pero una serie de soluciones están en la lista, incluyendo un par que puedes encontrar en tu propia cocina.

Causas

Las pestañas se vuelven frágiles para una variedad de razones. Envejecer juega un papel, al igual que la exposición excesiva al sol. Algunos productos para los ojos también son culpables, como los removedores de maquillaje de ojos potentes o el maquillaje de ojos en sí. Las pestañas postizas, extensiones de pestañas y rizadores de pestañas también aumentan el riesgo de que tus pestañas se caigan o se vuelvan quebradizas. El uso de un rizador de pestañas más de dos veces al día es buscarse problemas.

Crecimiento

Al igual que el cabello de la cabeza crece a un ritmo regular, también lo hacen tus pestañas. Las pestañas sólo crecen más lentamente. Cuando las pestañas se vuelven frágiles, se dañan o caen, a veces se toma hasta nueve meses para que otras nuevas crezcan, explica CBS Business Network. El crecimiento será aún más lento si las pestañas están continuamente expuestas a las condiciones que las hicieron frágiles en primer lugar.

Tratamiento y soluciones

Una serie de productos trabajan para hacer que tus pestañas sean más saludables en general y aquellos que hidratan tus pestañas son ideales para las pestañas frágiles, de acuerdo con CBS Business Network. Mantén tus pestañas fuertes con rímel que incluya queratina o pantenol, dos ingredientes hidratantes. Otra opción es un fortificante de pestañas, que a menudo se presenta en forma de gel mejorado con vitaminas o incluso ingredientes derivados de la seda. Los fortificantes funcionan por sí mismos o por debajo de otro maquillaje de ojos para proteger y acondicionar las pestañas. Desecha cualquier maquillaje de ojos y productos que tengan más de cuatro meses indica Beauty and the Bath.

Remedios caseros

El aceite de ricino es un promotor de pestañas preferido en Italia, reporta Women Fitness, mientras que Love to Know recomienda el aceite de oliva. Los aceites condicionan las pestañas, promueven el crecimiento y evitan que se rompan. Masajea con cuidado un poco de aceite en los párpados cerrados y las pestañas por la noche y deja mientras duermes. Enjuague suavemente en la mañana. El aceite de emú y Vaseline son otros dos remedios caseros de tratamiento, según Love to Know.

Consideraciones

Algunas otras tácticas pueden resultar en pestañas sanas, indica Beauty and the Bath. Estos incluyen mantener tu cuerpo hidratado bebiendo al menos ocho vasos de agua al día y consumir una dieta equilibrada. El colesterol tiene efectos negativos sobre las pestañas, así como tu salud en general. El ejercicio regular, dormir lo suficiente y reducir el estrés también conducen a pestañas más saludables.

Más galerías de fotos



Escrito por ryn gargulinski | Traducido por verónica sánchez fang