Pesos acuáticos y ejercicios

Los pesos acuáticos, en la forma de mancuernas o barras, brindan resistencia a los movimientos de ejercicio que se realizan en el agua. Comúnmente hechos de hule espuma u otro material flotable, no se hunden, así que controlar su movimiento bajo el agua aumenta la dificultad del movimiento. Agrega pesos acuáticos a la mayoría de ejercicios para un entrenamiento más intenso que acelerará tu paso hacia la condición física.

Moscas con mancuernas (dumbbell flyes)

Para trabajar la parte superior de tu cuerpo, incluyendo tu pecho, hombros, espalda, bíceps y tríceps, realiza el ejercicio de mosca con mancuernas. A diferencia de los ejercicios que se realizan en tierra firme, los que se llevan a cabo en el agua experimentan resistencia durante todo el movimiento, comprometiendo más grupos musculares. Colócate de pie en el agua a profundidad de tus hombros, sostén una mancuerna de agua en cada mano. Extiende tus brazos frente a tu pecho, tus palmas mirándose entre ellas, y los codos ligeramente flexionados. Manteniendo tus brazos extendidos, jala tus omóplatos hacia el centro, llevando tus brazos hacia atrás hasta que estén hacia los lados con las palmas hacia el frente. Desde esta posición, usa tu pecho para empujar tus brazos juntos, regresando a la posición de inicio. Repite de 10 a 15 veces.

Patadas de tríceps con mancuernas (Dumbbell tricep kickbacks)

De pie en el agua, a la misma profundidad, agarra una mancuerna con cada mano. Jala la parte superior de tus brazos hacia tus lados con tus codos flexionados a un ángulo de 90 grados, tus palmas viéndose entre ellas frente a tu cuerpo. Flexiónate hacia adelante ligeramente desde la cadera, y con esta posición, manteniendo la parte superior de tus brazos firme a tus lados, extiende los codos, presionando las mancuernas hacia atrás en el agua. Jala las mancuernas de nuevo a la posición de inicio. Repite de 8 a 10 veces.

Trote con mancuernas (dumbbell jogging)

Con el agua llegándote al pecho, sostén una mancuerna en cada mano. Trota en el agua, balanceando tus brazos hacia adelante y hacia atrás como si estuvieras trotando en tierra. Mueve tus brazos y piernas a un paso similar del que usarías sobre tierra firme, muévete en el agua tan rápido debido a la resistencia que el agua coloca sobre tu cuerpo. Puedes trotar hacia adelante, hacia atrás o de lado, creando un entrenamiento cardiovascular personalizado con la resistencia añadida. Sigue con tu entrenamiento cardio por al menos 20 minutos, o intercala dos minutos de cardio con ejercicios de levantamiento de peso para un entrenamiento completo.

Más galerías de fotos



Escrito por laura williams | Traducido por arcelia gutiérrez