Peso y velocidad de un maratonista

Una maratón es un evento donde se corren 26 millas atravesando calles. Como maratonista, tu peso afectará significativamente tu velocidad y resistencia. Si estás en buen estado físico, es probable que quemes calorías a un ritmo lo suficientemente alto para mantener un peso corporal apropiado para tu altura.

Efecto del peso en la velocidad

Según el Dr. George Sheehan, un ex-médico clínico de New Jersey que escribió una columna en la revista Runner's World durante 20 años, la proporción de peso y altura de un maratonista es el factor clave para poder aumentar su velocidad y tiempo. Esta información se revela con los ganadores de maratones pasadas así como mediante la proporción de peso y altura de los corredores elite. Tu peso debería ser un 15% más liviano que el hombre promedio de tu misma altura. Este alto porcentaje disminuye a medida que disminuye la distancia que corres. Como resultado, un velocista sólo necesita ser un 2,5% más liviano que la persona promedio de la misma altura.

Perder peso corriendo

A medida que aumentas la cantidad de millas que corres por semana, quemarás calorías, lo que debería ayudarte a perder peso. Además de correr, comer alimentos bajos en grasa, como carnes magras, frutas, vegetales y granos enteros mientras evitas los alimentos grasos, te ayudará a perder peso a un ritmo más rápido. Correr a alrededor del 80% de tu velocidad máxima es el paso ideal para quemar grasa. Al igual que un auto es más eficiente a cierta velocidad, tu cuerpo maximiza la grasa quemada a esta velocidad.

Factores adicionales

Además de perder peso para aumentar el tiempo de la maratón, un entrenamiento de fuerza y cardiovascular adicional te ayudarán a aumentar la velocidad. Si bien desarrollar músculo es contraproducente para correr maratones, mantener tus músculos tensos y tonificados ayudará a mantenerte liviano y potente al correr. Realizar ejercicios con haltera (barbell) y mancuernas (dumbbells) con varias repeticiones y un peso mínimo te ayudará a tonificar y modelar tus músculos. Además, realizar ejercicios aeróbicos como nadar, te ayudarán a mejorar tu capacidad pulmonar, permitiéndote respirar más eficazmente al correr.

Precaución

Si bien correr una maratón puede mantenerte en un muy buen estado físico, es importante que consultes a tu médico para asegurarte de que eres lo suficientemente saludable para realizar una carrera tan rigurosa. Además, quemar calorías y perder peso para mejorar tu velocidad debería hacerse con la ayuda de un nutricionista o un especialista del cuidado de la salud. No hacerlo podría resultar en complicaciones de la salud o la pérdida de peso rápido que disminuirá tus niveles de resistencia física generales.

Más galerías de fotos



Escrito por jason aberdeene | Traducido por maría marcela mennucci