Cómo bajar de peso trabajando en e turno de noche

Trabajar en el turno de la noche puede pasar factura a tu salud física y bienestar, causando alteraciones en el sueño, la dieta y el ejercicio. La creación de una estrategia para la nutrición adecuada, el cuidado personal y el ejercicio te ayudará a bajar de peso y lograr un peso saludable. Consulta con tu médico antes de comenzar un programa de ejercicios.

Comer bien

Bajar de peso significa crear un déficit de calorías. Reduce tu consumo de calorías de 250 a 500 calorías para una pérdida de peso saludable de 1 a 2 libras a la semana. Puede ser difícil de rechazar alimentos azucarados y los alimentos grasos cuando estás cansado, así que planificar y preparar comida sana es esencial si trabajas en el turno de noche. Comer aperitivos y comidas que consisten en carbohidratos complejos, proteínas, grasas saludables, frutas y verduras ayudan a mantener los niveles de azúcar y de energía durante toda la noche. Evita los dulces y refrescos y opta por aperitivos nutritivos. Maní, frutas, puré de garbanzos y verduras, galletas integrales, yogur bajo en grasa y batidos de frutas son todos ejemplos de alimentos fáciles y nutritivos.

Influencia del entorno

Habla con la administración acerca de las opciones de comida en la máquina expendedora o en la cafetería y sugiere maneras de hacerlas más nutritivas. Por ejemplo, muchos hospitales ofrecen sopas y ensaladas saludables durante toda la noche, informó la National Public Radio. La Cleveland Clinic dejó de ofrecer bebidas azucaradas, magdalenas y tartas en 2010 para fomentar la alimentación saludable, según NPR. Expresar tus necesidades y promocionar el cambio ayuda a crear un entorno favorable para la pérdida de peso.

Obtén tus Zs

El trabajo nocturno altera el ritmo circadiano, el reloj interno del cuerpo para despertarte del sueño. Mientras que no puedes controlar tu sistema interno, los pequeños pasos pueden ayudarte a conseguir el sueño que tu cuerpo necesita para funcionar y perder peso. La falta de sueño ralentiza el metabolismo, hace que sea difícil de procesar los alimentos que embalar en libras y producen energía para hacer ejercicio. Apagar el teléfono y evitar la estimulación sensorial después del trabajo ayuda a tu cuerpo a la transición al modo de reposo. Leer un libro, llamar a un amigo o ver una película puede ayudarte a relajarte, pero pueden evitar que consigas el sueño que tanto necesitas. Descansar en una habitación oscura, fría y silenciosa permite que tu cuerpo vaya a través de los ciclos de sueño ininterrumpidos.

Muévete

La creación de un plan de ejercicios específicos para trabajar en el turno de noche te ayudará a perder peso. El exceso de estímulos antes de acostarte puede interferir con tu sueño y el ejercicio puede mantenerlo. Ir al gimnasio en el camino a tu turno es una manera de programar el ejercicio en tu rutina diaria. Si no quieres ir al gimnasio, reserva u intervalo de tiempo para correr en casa, haz un DVD de ejercicios o levanta pesas. Hacer entre 150 y 300 minutos de cardio y dos o tres sesiones de entrenamiento de resistencia cada semana te ayudará a bajar de peso. Mientras que los trabajadores por turnos, como enfermeras y bomberos, pueden no tener mucha previsibilidad en su día, los pequeños esfuerzos contribuyen a la pérdida de peso. Salta a la cuerda, da un paseo rápido o salta durante un descanso.

Más galerías de fotos



Escrito por judy bruen | Traducido por gabriela nungaray