Cómo bajar de peso si no puedes dejar de comer

La creación de un déficit calórico ocurre cuando quemas más calorías de las que consumes. Este es el secreto para bajar de peso. Si no puedes dejar de comer pero quieres perder peso, aún puedes lograr tu objetivo. Haciendo los ajustes adecuados a tus hábitos dietéticos puedes eliminar tu problema y reducir gradualmente el peso de tu cuerpo. La clave es usar tu debilidad a tu favor.

Alimentos ricos en fibra


Basa tu dieta en granos enteros, frutas y verduras.

La fibra no se descompone en el estómago al consumirla. Los alimentos ricos en fibra también tienen una baja densidad energética. Esto significa que ocupan mucho espacio pero son bajos en calorías. Dado que los alimentos ricos en fibra tardan más tiempo en ser digeridos, estos pueden ocasionar que te sientas satisfecho durante más tiempo con menos calorías totales. Incluir estos alimentos en tu dieta puede ayudar a fomentar tu pérdida de peso. Basa tu dieta en granos enteros, frutas y verduras, que tienen una baja densidad energética.

Bocadillos saludables


Un tazón de ensalada de fruta es un ejemplo de un bocadillo saludable rico en fibra.

En un intento por bajar de peso, las personas a menudo reducen demasiado sus calorías y esperan durante largos períodos entre cada comida. Esta estrategia puede ocasionar una sensación de hambre extrema entre cada comida y el riesgo de consumir alimentos de más. Aquí es donde tu deseo de comer se vuelve una ventaja. Al ingerir un pequeño bocadillo entre cada comida mantendrás tu apetito bajo control. La clave es comer bocadillos saludables ricos en fibra y sólo lo suficientemente grandes para satisfacer tu hambre. Esto requiere práctica y disciplina. Un tazón de ensalada de fruta es un ejemplo de un bocadillo saludable rico en fibra.

Consumo de agua


El agua no solamente hidrata al cuerpo, también limpia el organismo de toxinas.

El agua no solamente hidrata al cuerpo, sino que también limpia al organismo de toxinas. Cuando se trata de bajar de peso, el agua es un buen sustituto de las bebidas altas en calorías como el refresco y el té azucarado. La mejor noticia es que el agua puede controlar tu problema de comer excesivamente. Cuando bebes un vaso grande de agua con tus alimentos puedes llenar tu estómago y ser menos propenso a excederte. Bebe un vaso de agua en cualquier momento del día en el que comiences a sentirte hambriento. Para añadir sabor agrega una rebanada o dos de limón o pepino (cucumber).

Ejercicio aeróbico

El ejercicio aeróbico se lleva a cabo mediante un movimiento repetitivo durante un período largo de tiempo. Tu cuerpo responde a esta actividad quemando calorías. De acuerdo al American Council on Exercise, el ejercicio aeróbico te permite bajar de peso sin reducir drásticamente tu consumo de calorías. Elige una forma de ejercicio que te guste y que puedas llevar a cabo de forma cotidiana, como correr, andar en bicicleta, realizar entrenamiento elíptico, subir escaleras o el ejercicio aeróbico conocido como step. Para disfrutar de los mayores beneficios de la pérdida de peso intenta llevar a cabo una actividad aeróbica durante al menos 60 minutos y entrenar 5 o más días a la semana. Si te ves presionado por el tiempo haz ejercicio en períodos más pequeños acumulados durante el día.

Más galerías de fotos



Escrito por kevin rail | Traducido por juliana star