¿El peso muerto puede irritar al músculo piriforme?

El peso muerto es un movimiento compuesto que trabaja muchos grupos musculares, incluidos los isquiotibiales, el torso, los glúteos, la zona lumbar, la sección superior de la espalda, la espalda media y los antebrazos. Puesto que el peso muerto solicita tantos músculos, existe la tentación de seguir poniendo más peso sobre la barra a medida que progresas. Si bien esto pueda hacerte más fuerte, también puede provocar lesiones e irritación. Un ejemplo de dicho problema es el síndrome piriforme.

El piriforme

El piriforme es un músculo que forma parte de tus glúteos y se extiende a lo largo del centro de estos. Dicho músculo se origina en el sacro y el ilion, y se inserta en el trocánter mayor, en la parte externa de tu muslo superior. El piriforme es responsable de la rotación lateral de tu cadera, como la que se realiza cuando giras tu pie de tal forma que apunte hacia un lado. Esta estructura también ayuda a la abducción de la cadera, cuando la misma está en una posición flexionada.

Un problema irritante

El síndrome piriforme ocurre cuando hay una irritación en el músculo, provocando que el mismo ejerza presión sobre el nervio ciático. Dicho nervio se desplaza a lo largo de tus glúteos y por el muslo, y la zona lumbar. Un piriforme inflamado o tensionado puede producir dolor en dichas áreas. El dolor usualmente empeora cuando estás sentado o cuando ejercitas los glúteos, bien sea en el gimnasio o durante actividades cotidianas, tales como subir escaleras.

¿El peso muerto es el culpable?

Si realizas peso muerto con regularidad, toda tu área glútea se puede tensionar. Dicha tensión se puede transferir al piriforme y producir presión sobre el nervio ciático. El peso muerto tipo sumo, el cual se lleva a cabo con las piernas separadas, ejerce un esfuerzo menor sobre la zona lumbar, pero tensiona mucho más los glúteos que el peso muerto convencional. Por lo tanto, quien realice el ejercicio tipo sumo puede tener mayores posibilidades de desarrollar el síndrome piriforme. Adicionalmente, puesto que dicho músculo es un rotador externo, un peso muerto llevado a cabo con tus pies apuntando hacia afuera incrementa las probabilidades de desarrollar problemas en el piriforme.

Peso muerto al rescate

Los glúteos poco activos y débiles también puede ser la causa de un piriforme inflamado, particularmente si pasas una gran parte del día sentado. Bajo estas circunstancias, el peso muerto en realidad puede fortalecer tus glúteos y resolver tus problemáticas del piriforme, de acuerdo al entrenador de fortalecimiento Marcus Heidtman de CrossFit Intrepid. Para diagnosticar la causa exacta del dolor en el piriforme, consulta a tu médico o a un terapeuta deportivo para determinar el mejor procedimiento, y si el peso muerto ayudará o entorpecerá tu recuperación.

Más galerías de fotos



Escrito por mike samuels | Traducido por jhonatan saldarriaga